Rematando un año lleno de emociones…

¿Cómo podría yo resumir mi 2019?
Quizás un… ¡Pa habernos matao! …me vendría al pelo. La verdad es que ha sido un año de muchas curvas, de grandes emociones, de enormes desencuentros, de preciosas ilusiones… y de crecimiento a través del conflicto, trabajando mucho el «dejar ir». Este año cursé el último año de mi máster en «Cómo dejar ir a personas que no son para ti«, con un trabajo de fin de máster realmente legendario: 2 de mis 5 seres cercanos más importantes a principios de año han salido de mi vida, y eso sin contar una amiga muy importante con la que estuve sin hablar durante meses, y con la que he salvado por ahora la amistad. A principios de año, mi querida valkiria demostraba lo difícil que es sacar a una persona de tu vida cuando queda amor… y aquel 14 de Febrero apareció en mi trabajo para sembrar dudas y avivar llamas. Curiosamente, un año antes, un 14F de 2018, yo estaba en Maldivas y ponía en Instagram una foto por la que ella me había montado un follón legendario. Así que este último Marzo-Abril intentábamos reconectar como personas… cuando se destaparon sus mentiras, las amenazas de su pareja, el miedo, las locuras… yo ya no sabía qué era cierto y qué no, incluso tuve que pedir la ayuda de una profesional para ver con claridad cual era su problema y quitarme esa responsabilidad de unos niños que no eran más que víctimas colaterales. Pude así comenzar mi curación y mi camino hacia una libertad, justa y honesta, que no tiene precio. Sobrevivir a esa guerra ha sido uno de los mayores logros de mi vida, y por fin pude cerrar estos años de una relación peligrosa y tóxica que afectó mucho a mi entorno y a mis cimientos.
 

«Antes de curar a alguien,
pregúntale si está dispuesto
a renunciar a las cosas
que lo enfermaron.
Hipócrates

 
Y con las ventanas abiertas… llegó el aire fresco. Cumplí la promesa de visitar Amsterdam con mi BFF, también visité las Fallas… y en verano llegó esa legendaria y ansiada ruta en autocaravana que acabó tan mal, costándome la pérdida de una amistad que marcó mi vida durante muchos años. Ahora bien, debo estar contento por haber dialogado y dicho lo que pensaba (no tuve esa suerte al revés), y haber informado de qué me molestaba antes de entrar en una espiral de agobio y malestar de la que ya no pude salir, sentirse aprisionado y sin salida es algo que no deseo a nadie, y a lo que no debéis someter a nadie, el respeto es algo básico, y el diálogo. Al final se cumplió la profecía que le hice a él mismo hace años sobre cómo acabaría nuestra amistad:
 

Quien no es capaz de disculparse
ni acepta de corazón ninguna disculpa
no te dejará más alternativa
que salir antes o después de su vida.

 
Cómo me revienta tener la razón a veces, y por desgracia en este caso me sobran argumentos y razones, he sido uno más en la colección de cadáveres. Cuando coges perspectiva y ves lo sucedido, entiendes los avisos de quienes estaban cerca, los que antes que tu discreparon y abandonaron el barco, normalmente por las malas, y yo, obstinado, me quedé hasta el final, achicando agua y luchando… solo. Lección aprendida, fiaros más de vuestro instinto que es sabio, qué cómo os decía, me avisó hace tiempo de cómo acabaría.
 

 
Y del amor, ay mi querido amor, del que enamorado me encuentro… de amor no puedo ni debo hablar, al igual que me pasa con mis camisetas, he amado por encima de mis posibilidades este año. He disfrutado de «amores eternos, que duran lo que dura un corto invierno» o menos, besos con Sal, del nacimiento de grandes sueños, de sucesos imposibles… y todo ha ido encaminado a enseñarme a vivir el amor en presente. Si años anteriores había aprendido que por discutir demasiado sobre el futuro puedes acabar perdiéndolo, este año seguí con la misma lección: «El futuro solo existe cuando llega, mientras tanto solo existe quien tienes delante.» Pocos amigos son capaces de seguirme sentimentalmente, mi corazón es díscolo y caprichoso, «y sin embargo…» ansía su hogar, y podría haberlo encontrado…
 

«Es una locura amar,
a menos de que se ame con locura.»
Proverbio latino

 
No sé si algún día aprenderé el secreto de cómo tratar del mejor modo posible a la gente para no hacer daño, hace tiempo que dejó de importarme lo que sufra yo, y sí el daño que yo genere en los demás, y a veces no sirven las mentiras piadosas o las verdades a medias, no queda otra que sacar tu corazón y ponerlo en juego. Pero no todo es responsabilidad mía, y cada uno elige cómo amar. Este año tuve que decirle, a alguna persona que quiero mucho, que amigo sí pero que no quería ser su pareja, y parece ser que no siempre soy lo suficientemente claro y mi pepito grillo critica mi falta de rotundidad. Cierto es, que quien quiere tus labios no se conforma con tus abrazos, y la distancia es el único bálsamo que cambia y calma a las personas y sus ansias. Además, en tres ocasiones en mi vida (bueno, cuatro) cometí el grave error de «tratar» con mujeres casadas: Si estás casada, y no eres feliz, resuelve tu situación, y sé libre de amar y entregarte a quien tú quieras, cuando tu quieras. Si no lo haces, es probable que me estés demostrando que no mereces mi compañía como pareja. Es algo que debo mejorar, aunque Sabina recomendara en aquella «Cuernos» este tipo de relaciones, también hablaba de sus peligros. Así que… por favor, no más mujeres casadas, en casi todos los casos compartían el común denominador de ser incapaces de renunciar a la comodidad mohína de una relación marchita (a menudo llena de las mentiras y los engaños de sus parejas), a cambio de una tierra sin garantías en la que podría crecer un espectacular árbol junto a otra persona o no, aunque tarde o temprano… todo sabemos que el amor siempre florece.

Este año he vivido algunos de los sentimientos más intensos de mi vida… y confío en que den paso a algo más, algo mágico y que cambie mi vida para siempre, creo haber afinado cuerdas importantes para tocar la melodía que quiero vivir y disfrutar cada día de mi vida. A veces te entretienes mirando una flor, y te pierdes el anochecer que tienes a tu espalda… creo que esta vez, me he girado a tiempo, y me entrego a un anochecer perfecto.

Este año he aprendido que TODO ES POSIBLE… el año que viene podría morirme, o tener un hijo, o casarme, o probar el sexo con hombres, o acabar en la cárcel, o votar a Vox (noooo, eso noooo, nunca digas jamás pero sí, digo jamás a eso… antes me hago un suicidio a lo traslúcido)… o podría hacer un gran viaje y que me coma un tiburón (muerte favorita), o podría morir de amor (por fin), o atragantarme con palomitas viendo alguno de los espectaculares estrenos previstos, o adoptar un perro, o… o… o …
Anything can happen!… Ready?

 

 

Éxitos de mi año…
— Ha sido un año lleno de «primeras veces» en el amor
He pilotado un Lamborghini
— He seguido comprando camisetas por encima de mis posibilidades
Visité Las Fallas en Valencia por primera vez
Disfruté con mi silver angel de Ámsterdam
— Hice un gran viaje de carretera que acabó en anochecer
— Disfruté de muchos y buenos mojitos
— Compartí el año con muchos, buenos, sensacionales y maravillosos amigos.
— Y lo acabaré como empezó, de modo inmejorable,
      con mi hermana… viendo a Vetusta Morla.

Bueno, como cada año
Gracias a los que seguís ahí acompañándome
gracias a los que no me leéis, pero me queréis igual,
gracias a los que me habéis perdonado aunque no lo mereciera,
gracias a las que me disteis un beso, un abrazo, o algo más que eso,
gracias a todas las almas que se han tocado conmigo este año,
gracias a quienes no perdéis la fe en verme levantar la cabeza…
Mis mejores deseos para cada uno de vosotros,
que encontréis respuestas, paz y felicidad,
plenitud, salud y mucho, mucho amor.
Un abrazo enorme

PD: Si algo de lo aquí escrito te molesta… lo lamento, perdonad que me permita el capricho de ser sincero… ¡En mi puta página web!

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. ME dice:

    Vive en presente y elige SIEMPRE a l@s valientes.Agradecida del momento en q te cruzaste en mi camino…o m crucé yo en el tuyo?!!.. Jjjj…eres un Sol…BRILLA sobre todas las cosas.
    Pd:ese temita molaaa..
    Pd2:esa foto es más mía q tuya y lo sabesss.

    • KATREyuk dice:

      jajaja gracias bonita, en medio de algunos bofetones que me han caído por este post, es bueno un abrazo… junto con los de aquellos que me habéis apoyado.
      Sé que soy más que imperfecto y que hago muchas cosas mal, pero intento siempre tratar con cariño a todo el mundo… tu me ayudaste mucho en unos días muy duros, y jamás lo olvidaré. Espero verte pronto y darte un abrazo grande grande.
      Gracias Mer

  1. 24 de enero de 2020

    […] El otro día me permití el gusto de ser franco, y me sentí cómo algunas veces cuando vas al baño… en fin, no seguiré por ahí, pero que quede patente que creo que los grandes poetas de la historia han sido parcos en palabras homenajeando los placeres experimentados en el retrete, cuando la fibra hace su efecto y… ¡Joder! Cada día mis desvíos y desvaríos son más graves. Como decía (sí, ya podéis ponerme voz de abuelo), tras escribir aquello empecé por recibir dos hostias bastante seguidas, ambas de mujeres casadas que me acusaban de ser un poco capullo. Qué conste que nunca he negado ser un poco tirando a bastante capullo, pero a veces es divertido agitar un avispero aunque puedan picarte por ello. Pero gracias a muchos de vosotros, lo que recibí después, fueron caricias y aplausos, y aunque valoro tanto los abrazos como los buenos tortazos, sí he de confesar que agradecí mucho el bálsamo de algunos de vuestros comentarios (Gracias). Y es que poner a prueba a las personas es algo estupendo, seguro que alguna vez habré fallado yo algún examen, pero desde hace muchos muchos años, sé ver lo positivo que es ver la cara de alguien lejos de su zona de confort. Pero si he de ser justo, diré que efectivamente, no tengo ni idea de lo que es un matrimonio y lo que implica, y creo que no he criticado el valor de la gente que consigue mantener viva durante años su relación de pareja, sino en cierto modo la falta de coraje de quienes se conforman con algo incompleto, podrido, marchito o falso, por el simple hecho de no zarandear el árbol de la vida para ver qué les ofrece. E igual que digo eso, también añadiría “cada cosa tiene su momento“, y cada persona encuentra la inspiración y la fuerza necesarias en el momento más (in)oportuno, precipitarlo es un error, pero negarlo… es un error mayor aún (en mi humilde y desconocedeora opinión). Y no hablaba de las relaciones de esas personas, sino de que ahora sé que me equivoqué al aceptar ser el tercero en discordia en la vida de personas casadas, y que es un error que espero no volver a cometer. En esta última década he vivido los celos de un marido loco, o el ser un juguete para dar celos a alguien, o lo que es más habitual si cabe, el que pretendieran que fuera la vía de escape y solución a todos los males de esa persona que no es feliz, y que espera que tu la saques de esa relación en la que no quiere estar. Quizás por cobardía o por miedo a tanta responsabilidad, he huido de esas relaciones, siempre más preocupado por los niños que por los maridos, y casi siempre incomprendido y con con el discurso hacia ellas de: “Haz tú tus elecciones y no me hagas elegir por ti“, que supongo podéis comprender al menos un poquito, y quizás de estar libres de verdad… quien sabe si habría ido bien. Hace muchos años, cuando rondaba los 20 años, cometí el error de enamorarme de una persona a la que ayudé a superar una relación supertóxica que casi acaba con ella, y mi recompensa por aquel esfuerzo titánico fue quedarme fuera, incluso como amigo, una vez ella podía nadar por si misma… cuando aprendes a nadar, dejas atrás a los flotadores. (Así que nunca nunca os olvidéis de que nuestra mayor prioridad debe ser flotar, y volar, por vosotros mismos). Supongo que para darte sin medida a alguien, tienes que estar seguro de que luchará por la relación, en aquellos casos era dejando a su marido, y no prorrogando agonías por pena o comodidad. Mi pepita grilla me contaba hace poco de una amiga suya que está casada y con 2 hijas en la universidad, y que lleva 6 años con novio, el marido lo sabe y lo acepta… y sus hijas ¡Aún no! ¡Qué locura! ¿no?. Yo no quería verme en una de esas circunstancias. […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com