Trastorno Límite de la Personalidad («Borderline»)

En su día, llegué a pensar que el problema era yo, al final cuando alguien no deja de repetirte que la culpa es tuya… acabas por creerlo, pero no, no era así. Aquella manzana tenía algún veneno que no lograba entender, quizás dejado ahí por las secuelas de una infancia terrible. Yo no entendía los cambios de ánimo, las crisis generadas cuando me iba o incluso en los días previos a viajes o ausencias, la inestabilidad constante… los gastos sin control de quien se declaraba ahorradora ¿Cómo iba a saber yo que eso tenía un nombre?. Estaba tan perdido que tuve que buscar ayuda, y en el momento adecuado, alguien me hizo de bastón y linterna.
Hoy quería compartir con vosotros algo que hasta hace unos meses desconocía que existiera, el trastorno límite de personalidad o borderline, un infierno para mucha gente, y sobre todo, para los que lo sufren; bajo estas líneas tenéis una breve descripción de esta enfermedad, pues conocerla es el primer paso para poder ayudar a quienes la padecen. Los orígenes son muy claros, y apuntan en casi todos los casos a una infancia traumática, con maltratos por parte de los padres, y sin una figura de cuidador principal que establezca unos límites y se preocupe de la educación. Los síntomas… tampoco dejan lugar a dudas.
En mi caso, yo ya no podía ayudar más, pues estaba demasiado metido, pero como amigos si podemos ayudar a personas con este trastorno, con consejos como estos e informándonos sobre el tema lo que podamos. Me anima saber que en mi ignorancia, hice muchas cosas bien… aunque no sirvieran de mucho. Espero que este texto ayude a alguien a identificar y poner remedio. La ayuda psicológica es fundamental en estos casos, y requiere años de tratamiento controlar esta enfermedad, que no curarla.

 

 

El trastorno límite de la personalidad (TLP), o borderline, es una enfermedad caracterizada por la dificultad en la regulación de las emociones. Esta dificultad provoca cambios acusados en el estado de ánimo, impulsividad e inestabilidad, problemas de autoimagen, y relaciones interpersonales inestables. Pueden darse intentos frenéticos para evitar situaciones de abandono real o imaginario. El resultado combinado de vivir con trastorno límite puede manifestarse en un comportamiento destructivo, como la autolesión (cortes) o los intentos de suicidio.

Se estima que el 1,6% de la población adulta tiene TLP, pero puede llegar al 5,9%. Casi un 75% de las personas diagnosticadas con este trastorno son mujeres, pero investigaciones recientes sugieren que el porcentaje de hombres afectados puede igualar al de las mujeres. En el pasado, los hombres con trastorno límite de la personalidad eran a menudo mal diagnosticados con trastorno de estrés postraumático o depresión.

Síntomas

Los síntomas del trastorno límite de la personalidad pueden incluir:

  • Esfuerzos frenéticos para evitar ser abandonados por amigos y familiares.
  • Relaciones interpersonales inestables que alternan entre la idealización – «¡Estoy tan enamorado!» – y la devaluación – «la odio». Esto también se conoce como «escisión».
  • Autoimagen distorsionada e inestable, que afecta al estado de ánimo, valores, opiniones, metas y relaciones.
  • Conductas impulsivas que pueden tener resultados peligrosos, tales como gasto excesivo, sexo no seguro, abuso de sustancias o conducción temeraria.
  • Comportamiento suicida y automutilación.
  • Períodos de intenso estado de ánimo depresivo, irritabilidad o ansiedad que duran unas pocas horas o unos pocos días.
  • Sentimientos crónicos de aburrimiento o vacío.
  • Ira inapropiada, intensa o incontrolable, a menudo seguido de vergüenza y culpa.
  • Síntomas disociativos: desconectarse de los pensamientos o sentimiento de identidad, o tener sensación de estar «fuera del cuerpo», e ideación paranoide relacionada con el estrés. Los casos graves de estrés también pueden provocar episodios psicóticos breves.

Lo dicho… seguid estos consejos y documentaros, si estáis con una persona que sufre esta enfermedad, necesitará vuestra ayuda… lo cual no quiere decir, para nada, que accedáis a sus deseos, eso lleva a situaciones peligrosas. Empezad un tratamiento que atenúe esos problemas e intentad hacerlos controlables, y hacedlo todo guiados por un terapeuta especializado.
Un saludo

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 19 de agosto de 2019

    […] verlo y comprenderlo, encajarlo en un patrón, diagnosticar la enfermedad e incluso ponerle nombre: trastorno límite de la personalidad. Recuerdo mi cara al oírlo. Mientras me explicaban los síntomas, parecía que me hablaban de la […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com