No hay sitios mágicos sin viajes complicados…

La evolución de cada persona es un camino lleno de trazos que acaban dibujándonos, dándonos forma. El Universo, dueño de matices infinitos, pone ante nosotros oportunidades únicas, que pese a ello, suelen repetirse, bajo otra forma y color, en caso de no haber sido aprovechadas anteriormente. Esta danza, observada por la consciencia, parece divina, o mágica, pero quizás sea solo la brisa de un todo mucho más grande y complejo de que lo que podemos ver con todas nuestras humildes gafas humanas. Nuestra parte en todo ello, debe ser vivir con respeto y amor, modelando esa actitud que es un poderoso filtro en nuestra visión del mundo, y no dejarnos vencer jamás, ser… valientes.
 
Podemos aprender, se nos obsequia esa oportunidad, a veces necesitamos tropezar diez veces, y otras nos bastará con tres. No sé qué hostia de todas fue la que hizo que viera los golpes como una oportunidad de aprender, y no como una conjura del destino en mi contra, ese día… cambió mi vida, radicalmente. He intentado explicarlo, contagiarlo… pero no es sencillo ¿Cómo explicar una actitud? ¿Cómo definir un olor sin compararlo con otro?
La actitud dibuja el mundo, eso no parece difícil de explicar. Ante una misma circunstancia complicada o preocupante, es fácil ver al que elige sufrir, al más tranquilo y al que incluso parece muy feliz (posiblemente, cayera en la marmita de la poción cuando era niño, como Obelix). El otro día pensaba en cómo podría explicarle a una niña de 4 años que llorar o gritar no hace que una herida duela menos, creo que jamás olvidaré el día en que yo aprendí eso mismo.

Chica con gorra
«Colored Cap» by: Daniel Santalla (from lifeofpix.com)

Los viajes que más enseñan suelen ser los más duros, desconozco si el motivo es intrínseco al alma humana o algo más universal, pero lo cierto es que mientras los triunfos alimentan la vanidad, las derrotas nos recuerdan nuestra mortalidad, y que se debe vivir con humildad. Del mismo modo que el Sol y la Luna nos enseñan los días y sus noches, no creo que se puedan aprender muchas cosas necesarias sin librar las batallas pertinentes, no podemos luchar por quienes queremos, solo podemos ser tirita, linterna y el abrazo en el momento oportuno.
Y aunque se pueda descubrir el secreto del Universo en un grano de arena, perdernos en el mundo nos dará la oportunidad de encontrarnos, y obsequiar nuestro amor a quien lo tira, nos mostrará la verdadera generosidad, la de dar sin esperar, la de vivir sin juzgar. Es todo actitud, querer levantarse nada mas caerse, volar sin alas, pintar sin colores, sonreír… por encima de todo.
No hay sitios mágicos sin viajes complicados, pero merece la pena luchar por esos instantes perfectos en que tocamos ese metafórico cielo.
 
Como reza ese magnífico poema de Cavafis

…Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
 
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. bruma dice:

    Gracias por tus palabras, son bien recibidas hoy.
    Disfrutemos del camino y aprendamos con ojos y brazos abiertos. Un abrazo.

  2. Inma dice:

    Maravilloso post, roza lo mágico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com