Lo que no quieres ver

Ella se labraba un hueco en mi corazón cuando vio en mi la semilla de una traición, una de la que yo ni tan siquiera me había dado cuenta, desorientado y obcecado en otras cosas. No perdió las formas, ni altero el tono de su voz, sencillamente, me llamó por los adjetivos pertinentes y me borró de su vida.
Mi cara mas oscura se había puesto de manifiesto, mi brújula sin aguja ni Norte sembraba vientos que se volvieron contra mi, justamente.
Derrotado, herido, tuve que detenerme a pensar en quien quería ser… recordé lo mucho que me quedaba por recorrer, y lo difícil que seria alcanzarlo, pero lo bonito que seria ser tan honesto y genuino como el mundo me había visto a veces, y creía conseguir ser gran parte del tiempo.
No debo concentrarme en deshacerme de la sombra de la herencia, el fantasma del espejo al que nunca quise parecerme. Debo asumir desaciertos y errores como propios, y actuar en consecuencia, y sobre todo… aprender. Que una herida sea una oportunidad, un camino, hacia alguien mejor.
Hay páginas en tu vida que merecen una larga pausa… y un sentido requiem, antes de continuar con más fuerza que antes.

«¿Y por qué nos caemos?
Para aprender a levantarnos.»

 
Batman Begins
 
 
[spotify:track:5avVpUakfMHD6qGpaH26CF]

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Ana dice:

    La vista es un sentido pernicioso, mucho mejor conocer lo que somos y lo que queremos ser. Avanza raúdo hacia tu norte. Muy bonito y sentido, as usual. :)

  2. Moona dice:

    Conociendo la buena pasta de que estás hecho, seguro que la traición no era tanta, y más si dices «ni tan siquiera me había dado cuenta, desorientado y obcecado en otras cosas». Así que no te fustigues, aprende y levántate. No obstante, hay algo que pasas por alto, y me refiero a eso de que alguien te borre tan fácilmente, sin dar una oportunidad, sin escuchar. Tal vez no has perdido tanto, pero en cualquier caso, recuerda que siempre puedes echar mano de la sinceridad.

    ¡Un beso! :)

  3. Bruma dice:

    Y así es como somos responsables de nuestra vida, asumiendo errores y aciertos.
    Un achuchón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com