Viajes

Jun
18
2021

Al otro lado

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Aullidos, El Mundo..., Viajes     Añadir comentario


Ya llevo una semana en España, adaptándome de nuevo al ritmo del mundo occidental, a esa realidad que me da de comer y recuperando una cierta normalidad en mi vida, y sobre todo, en mi espalda. Sí, una de las cosas “malas” que me dejó el viaje fue una lumbalgia bastante durilla, y aunque conseguí atenuarla allí con un día y medio de descanso, y me dio una tregua para que pudiéramos visitar un par de sitios mágicos, al llegar a España volvió para obligarme a hacer un descanso, y una vuelta al trabajo aún más lenta al tener que teletrabajar estos días. (Por cierto, he vivido una mejoría espectacular con Kna-Diol, una pomada que os recomiendo si tenéis lumbalgia o problemas musculares, va genial)

¿Qué me enseñó Ecuador?
Pues muchas cosas… la verdad. Que la vida es otra cosa que Amazon y Twitter, y que hay que ganarse el “almuercito” caminando y viendo mundo, a falta de poder hacer surf. Que el mundo está lleno de rincones mágicos, y que en muchos de ellos no hay agua potable, ni limpia, ni mucho menos caliente, con la que ducharte. Que los mosquitos españoles son analfabetos comparados con los mosquitos “universitarios” de la selva, cuyas habilidades ninjas les hacen colarse en mosquiteras ante tu asombro. También aprendí… que no volveré a comer gambas o langostinos, no al menos sin estar muy seguro de su origen. Lo que se hace en Ecuador y en otros países con esto es una repugnante barbaridad, si queréis saber más… os dejo un enlace que lo cuenta mejor de lo que yo lo haría, es una realidad que supera la ficción y me dejó boquiabierto. También aprendí que cualquier juguito casero, en lo que los ecuatorianos son unos artistas, es mil veces mejor que cualquier cocacola, y que hay muchas más frutas de las que yo conocía, algunas con aspecto de huevo de dragón:

Guanabana vs Cacao

Por cierto, qué rico el cacao al natural… por lo menos el exterior de las semillas. Allí cada fruta tiene una forma diferente de comerse, y los que venimos de fuera estamos sujetos a hacerlo de un modo inadecuado y acabar con cara de asco al no hacerlo bien. Y de lo más importante, he aprendido que en sitios dónde la gente tiene muchísimo menos, realmente poco, la gente comparte más, trabajan en equipo y se ayudan de una forma difícil de concebir en Europa, allí se entiende mucho mejor el “todos somos uno”. Eso sí, la “calma” que tienen los ecuatorianos, supongo que por su forma de vida y carácter, es difícil de llevar. Así ocurre que cuando llega allí un europeo pone patas arriba los negocios, no trabajan bien el marketing y eso explica que un país tan increíble no tenga la fama de muchos otros claramente con menos que ofrecer.

Vivir un cumpleaños tan lejos, pero recibiendo tanto amor…
Si hace algo más de un año, mi cumpleaños fue especial por la visita de mis dos duendecillas favoritas, una gallega y una madrileña, este año fue especial por vivir la celebración tan lejos de casa, aunque tan bien acompañado. Tuve una tarta hecha con mucho amor y poco azúcar, velas que tenían que ser con números… claro, ya no caben tantos palitos en una tarta moderada, una camiseta de Villa Mompiche, y una cesta de frutas. Todo, envuelto con mucho amor y unos nuevos amigos maravillosos. Jamás lo olvidaré, la verdad. Al igual que el cariño de la gente que por diferentes medios digitales me hicisteis llegar… cada año me sorprende y aunque me cuesta sentirme digno de ello, agradezco de corazón tanto, entre tanto abrazo no eché en falta nada ni a nadie este año, gracias a todos los que me seguís aguantando y os hicisteis notar ese día de un modo u otro.

Ecuatoriano al volante, peligro constante.
Lo de las carreteras es otra historia, los ecuatorianos están locos al volante, son unos verdaderos chiflados. He visto cosas increíble… desde una anciana adelantándonos a 130, hasta una carrera de dos camiones pesados, gente parando en curva a contestar un mensaje o a hacer alguna necesidad física, ellos hacen lo que quieren cuando quieren, y es demencial. Un día vimos un camión de cervezas volcado en una curva (¿a qué velocidad iría?), hacen auténticas barbaridades y no entienden por qué les pitas cuando lo haces… con razón nos recomendaron no conducir de noche en Ecuador, pues claro, hay quien pone luces, y quien no, y muchos ponen tantas luces que son capaces de cegarte, a lo “campo de fútbol de noche”, por no hablar de los leds de colores que esgrimen sin vergüenza ni ridículo, y que diga yo eso… tiene tela.

Resumiendo un poco, que me ha encantado Ecuador.

  • Mompiche es y será uno de mis paraísos favoritos en la tierra.
  • Otavalo es un mercado enorme, maravilloso y lleno de artesanías, imposible no comprar.
  • Baños de agua santa es un paraíso de agua caliente y cataratas.
  • La laguna del Quilotoa, en el cráter de un volcán, te dejará sin palabras, y sin aire.
  • El Pailón del Diablo es una maravilla de la naturaleza y el mundo.
  • En Puerto Misahuallí, los monos te robarán algo si no tienes mucho cuidado.
  • Echaré de menos tomar algún día una deliciosa Avena Polaca.
  • Los mosquitos más pequeños, las arañas mucho más grandes y las serpientes, de todos los tamaños.

Espero no tardar mucho en volver. Este viaje se fraguó de un modo muy inesperado, en menos de una semana decidí todo y me puse a prepararlo… y la verdad, es que di en el clavo en una gran mayoría de las necesidades del viaje y todo salió a pedir de boca. Aprendí y crecí, hice una pausa necesaria en un año complicado, y cogí fuerzas para los próximos meses.
Tanta gratitud y amor no me caben en el pecho.
Un abrazo enorme y gracias por leerme

May
30
2021

Tanto que celebrar… a mis 44

 Escrito a las 11:00     Archivado en: Aullidos, Gritos, Viajes     11 comentarios


Este año tengo mucho que celebrar, sin duda:

En primer lugar, los que han seguido a mi lado. Tengo el privilegio de tener una familia maravillosa, y que hayan tenido un buen año es vital para que el mío también lo haya sido. Además, mis mejores amigos han seguido ahí, con Vicky y Neo al frente siempre a mi lado, y junto a ellos… el segundo año que mi chica y mi dalmatita han enriquecido mis días ¡Por muchos más!

En segundo lugar, la salud y el trabajo, pilares de una vida que son fundamentales para apoyar a quienes quiero con esfuerzo y dinero, que permiten que todo siga bien y que dan calma y equilibrio. Mi empresa ha demostrado su grandeza en muchas ocasiones, el teletrabajo ha llegado a nuestras vidas y aún siendo un año tan difícil, tenemos todo por agradecer, los que tenemos trabajo y salud para llevarlo a cabo, y encima, somos tan bien tratados laboralmente cómo yo lo he sido.

En tercer lugar, los que han vuelto. Si reencontrarme con mi doctora favorita fue un inesperado regalo de la vida hace un mes, más aún, volver a hablar con mi querido vasco. Él ha crecido mucho, y ojalá podamos tener una segunda etapa de nuestra amistad tan bonita como la primera, o al menos… ya me siento liberado por poder haberle dicho cuánto lo quiero, igual que con mi doctora, personas vitales que de tanto que las quieres se te hace un nudo al imaginar tu vida sin ellos. El simple hecho de cerrar una etapa te quita un peso inmenso de encima, y te deja, cómo no, con ganas de empezar otra… con ellos a tu lado. Qué bonito volar más ligero.

Y mi regalo de cumpleaños ha sido… una experiencia. Ahora mismo estoy en Ecuador conociendo parte del Amazonas, dónde saludaré al pacífico Norte y al Sur, y me deleitaré con sus maravillosas criaturas y una diversidad biológica única. Sólo en dos sitios en el mundo selva y mar se unen de ese modo, ahí y en Colombia. Y de paso, veré cómo gente con muy poco o sin nada es feliz y siente que lo tiene todo, no está mal recordarnos de vez en cuándo que la riqueza es algo que va mucho más allá de la cuenta bancaria, es algo que va con nosotros y que forma parte de nuestra actitud y forma de ver el mundo. Ya os contaré a mi vuelta qué tal esta aventura, a la que voy no sin un poquito de miedo… pero con muchas ganas e ilusión.

Otros momentazos de mi año:
Mi regalo material de cumpleaños… renovar y expandir mi NAS, un sueño hecho realidad.
Sobrevivir y disfrutar la nevada del siglo.
Juegos: Jugar muchas horas de Apex Legends y decepcionarme con Cyberpunk 2077. Dixit,
Viajes: Galicia, Caaveiro, Patones, Salamanca, y siempre, el Pantano de Picadas.
Criaturas: Grogu, Patata, Monete… y siempre, siempre, siempre… mi querida Madonna.
Evoluciones: Reforma del salón, Top 250 del IMDB,
Comidas legendarias: Fresas con nata, mojitos, sandía gigante y tarta de queso hecha por mi.
Logros: Seguir alejando tóxicos, priorizar a la gente buena, ser feliz, disfrutar la vida.
Necesito mejorar: Comida consciente, meditación y estar presente, amistad más activa.

¡A por el 45!
Gracias a todos por seguir ahí…
dejad un comentario, aunque sea breve, anda.

Jun
20
2018

Centrando la cabeza… tras Hong Kong

 Escrito a las 22:30     Archivado en: Viajes     comentarios cerrados


Esta mañana al despertar lo primero que vi fue un mensaje de mi querida Frikineka donde me reñía diciendo que se me había ido la cabeza en el post anterior, y luego lo releí y no me quedó más que darle la razón (es de esas personas que suelen tenerla…) lo escribí con fiebre jooooo, no me lo tengáis muy en Cuenca. Estaba sorprendido por los síndromes de Estocolmo, que si no vives te cuesta tanto entender, por la gente que le gusta cavarse sus propias tumbas… y enterrarse ellos mismos, y decidí plasmarlo todo junto y sin orden ni sentido, perdonar que fuera tan errático y difuso, en lugar de trenzar argumentos hice un nudo, sorry.
¿Cómo van vuestras vidas?
¿Qué secretos que no habéis contado a nadie os apetece compartir conmigo y mis lectores?

La vida es cuestión de ciclos, y quizás Hong Kong haya roto algunas de mis dinámicas, aunque mi cuerpo aún siga dejando atrás a algunas bacterias que no pagaron billete de vuelta. Aquello es precioso, pero sus calles huelen regular, no recuerdo ningún lugar con olor agradable, tipo panadería o puesto de frutas… hay pasadizos que huelen a cerdo agridulce podrido, y yo intentaba no repetirlos tras cruzarlos una vez y acabar con el estómago algo revuelto. Es una de esas metrópolis gigantes dónde la extrema pobreza y la riqueza más desbordante se dan la mano, el primero duerme en cajas de cartón para despertarse con el sol y poner a hacer una extraña sopa que venderá en cuencos en su improvisado puesto callejero, el segundo dejará en segunda fila su Tesla Model X para cogerse uno de esos cuencos camino a su trabajo en algún rascacielos.
Satán también llevaba un Tesla:

La gente viaja entre edificios a través de túneles con aire acondicionado, y no me quiero imaginar la distancia máxima que se puede recorrer por pasillos infinitos que unen centros comerciales para que la gente pueda viajar sin pisar la calle. La cantidad de tiendas que hay allí seguro nos dejaría a todos atónitos. No todos los restaurantes están a pie de calle, y más de uno tenía solo la puerta y luego varios pisos de mesas, que la gente comparte, para comer rammen o las más diversas delicias chinas. Ir con un local que te enseñe alguno de los secretos de la gran ciudad/país es un tesoro que merece la pena ser vivido y aprovechado.

Lo mejor, haber visto el más grande de los Budhas… Rickinillo no cabía en sí de emoción, y no podía disimularlo, tengo tanto que aprender de Rick, como esa actitud suya tan vital y fantástica:

Un lujo que el trabajo me diera la excusa para haberme podido perder en esa gran ciudad, llena de rincones mágicos y especiales… sin duda merece la pena dedicarle un tiempo y hacer algunas de las muchas actividades que nos depara. Lo mejor… la gente, creo que es el puerto más grande del mundo y hay gente de todos los países del mundo… yo vi especialmente mucha gente de Tailandia o Filipinas, también Indonesios, pero conecté también bien con gente de Sri Lanka e incluso Cuba ¡Viva la diversidad! El mundo está lleno de sorpresas y direcciones inesperadas, y gente buscando su camino.

comentarios cerrados
Feb
19
2018

Vaciando el pensadero…

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro..., Viajes     comentarios cerrados


Me encanta el concepto de “pensadero” de los libros de Harry Potter. Ese sitio en el que poder vaciar los pensamientos para revivirlos o compartirlos, o simplemente guardarlos para más adelante, pensamientos que incluso podrían ser de colores en función del sentimiento que predomine. Hoy tenía la sensación de que necesitaba vaciar parte de esos pensamientos aquí, como siempre he hecho, en mi hogar, este rincón… que llevo habitando ya 13 años, sobreviviendo a modas y tendencias, siendo un ejercicio de libertad (no siempre tanta como me gustaría) y un cierto control que tanto me suele gustar, al no depender de plataformas de terceros y poder ser yo quien gestiona esta particular Caja de Pandora con forma de Diario Personal, más o menos íntimo o afortunado.

Pensadero

A lo que iba, si de algún color predominan mis pensamientos ahora mismo… es el azul del viaje vivido. ¿Queréis que os cuente más cosas de Maldivas? En fin, no quiero aburriros, si fuerais submarinistas me escucharíais con avidez durante horas hablar de anécdotas y aventuras, pero es más complicado hablarle de magia a un muggle jajajaja, y no quiero perder vuestro interés. Ha sido un gran viaje, en el que he echado de menos cosas importantes, pero en el que he crecido y disfrutado mucho. Desde que llegué al gran azul, hace unos 4 años y medio, siempre he soñado con conocer a los grandes gigantes, y al hacerlo… en ambos casos, me he quedado sin palabras, con un nudo en la garganta que me ha oprimido el pecho sin dejarme otra opción que llorar como un niño emocionado ante algo tan hermoso. Hablo, por supuesto, de mi encuentro con el tiburón ballena, y de mi reciente encuentro con las mantas. Seres enormes, de una elegancia y delicadeza casi mística, que pueblan algunos selectos rincones de nuestros océanos. En unos días podréis ver en un vídeo que estoy acabando cómo se mueven estos gigantes, pero supongo que mi sensación va más allá de ello… ¿Se puede explicar la magia? Si pudiera lo haría, de lo que no tengo duda es que tanto si existe, como si no, habita en estas criaturas grandes y dulces.

Además de las mantas, conocí a una tortuga muy simpática y mal educada (estuve con ella 10 minutos y no me dijo ni “Hola”), 3 bogavantes que tenían la educación y cortesía que le faltaba a la tortuga, 10 pequeños nudibranquios que no me vieron por su falta de ojos, y unos 169 tiburones que posaron entre corrientes para mis fotos, y que fueron elegantes y educados, salvo aquel que se chocó conmigo en una inmersión nocturna, tropezón que saldamos con un cordial “disculpa” y una sonrisa tímida y sorprendida.

Ahora hay que subir el listón… tiburones tigre en Bahamas, o quizás Orcas allá dónde haya que ir a verlas, o ballenas… o quizás, mi próximo secreto lo esconda en su mirada un pequeño caballito de mar en Indonesia. Nunca hay que dejar de buscar secretos de la vida en las cosas más pequeñas.

En ese pensadero virtual, hay otros colores… rojos del corazón, violetas de los miedos y las dudas, verdes de los sueños por cumplir, negros como las cosas que nos avergüenzan… al fin y al cabo, la vida es esa guerra entre corazón y cabeza, entre luz y tiniebla, entre hastío… e incontinencia.
Qué difícil es no añorar lo que no se tiene, no valorar lo que sí, no desear un nuevo viaje… aún cuando casi no has acabado el anterior.

comentarios cerrados
Mar
1
2016

El vídeo de Maldivas

 Escrito a las 12:00     Archivado en: Viajes, Videos     2 comentarios


Anoche acabé por fin con la edición, el montaje y posterior subida a YouTube del vídeo de Maldivas. Me encanta la sincronización de algún tramo con la música, y dado que lo principal que hice fueron fotos, me siento orgulloso del resultado, si bien he tenido que usar fragmentos de un compañero de escenas que yo no tenía en vídeo. Así de paso se me puede ver en algún momento, como en el fondo de la escena de la tortuga, o al final, agitando mis aletas blancas ante la imponente presencia de esa criatura para la que no hay palabras.
En fin, espero que os guste, ya me diréis qué os parece.

A ver si en los próximos días escribo algo más con sensaciones sobre el viaje y lo que he aprendido del mismo, y también tengo pendiente hacer una selección de fotos, ya compartiré algunas.
Un abrazo enorme a todos ¡Gracias por seguir ahí!

Jun
5
2015

El vídeo del Mar Rojo

 Escrito a las 13:06     Archivado en: Bajo el mar, Viajes, Videos     comentarios cerrados


Me ha llevado un mes tener la fuerza, concentración y tiempo para acabar el vídeo que recopila en 12 minutos lo que fue una semana inolvidable. Mi primer vida a bordo, levantándonos a las 6 de la mañana para poco después estar en el agua, y luego el desayuno, el sol o la siesta, otra inmersión, la comida… eso sí que era vida. Es difícil condensar tantas experiencias, y si todo va bien espero no tardar en volver a disfrutar de un sitio que es un paraíso para los que deseen disfrutar del mágico mundo marino. En el vídeo he mezclado tomas de varias cámaras, lo mejor que he podido y adaptando diferentes tamaños y pulsos (ese no es mi fuerte, sin duda). En Facebook espero no olvidarme a nadie en los agradecimientos… y si tengo tiempo igual hago una versión extendida para guardarla por ahí, y así borrar tranquilo las 250 Gb. en vídeos que me traje.
Espero que os guste mucho el vídeo:

Dolphin Reef fue mi primer baño en el rojo y el SS Dunraven mi primer gran pecio. Beacon Reef, Yolanda Reef & Anemoni City hicieron que me enamorara de Ras Muhammad y sus peces payaso. El SS Thistlegorm me demostró que su nombre es mucho más que una moda, es todo el peso y la magia de la historia, increíble ese barco. El SS Carnatic me cautivó como solo lo hacen los grandes veleros, Giannis D me encantó, Small brother & Big brother (The Brothers) y sus longimanus y Gota Abu Ramada despidiendo la magia bajo el mar.
Qué ganas de volver…

comentarios cerrados

Autor

  Post-its desordenados de...

...un celtíbero errante, un androide defectuoso y con sentimientos, un yeti en calzoncillos en busca de otros eslabones perdidos, coleccionista de sonrisas y momentos que atrapar con el cazamariposas que los años ha tejido, pintor de acuarela en un día de lluvia, que con su sonrisa desnuda y la mirada perdida, te espera sentado al borde de un acantilado.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies