Citas

May
7
2021

… pura pasión

 Escrito a las 17:00     Archivado en: Citas     Añadir comentario


El diplomático francés Jean-Yves Berthault encontró, mientras vaciaba un antiguo desván, un estuche de piel repleto de cartas escritas a mano. Al leer la primera, se dio cuenta del extraordinario tesoro que acababa de descubrir. Estas cartas, fechadas entre 1928 y 1930, y fi rmadas por la misteriosa Simone, están dirigidas a su amante Charles, un hombre más joven y casado. En ellas, Simone, una parisina de clase alta, expresa sus deseos y fantasías mientras se adentra en un mundo de placer físico que, con cada tabú que derriba, toma rumbos inesperados. La pasión de Mademoiselle S. es un sorprendente relato real de lujuria desenfrenada en el bullicioso París de los años veinte.

Esta es una de sus cartas.


Foto de Olya Kobruseva en Pexels

31 de diciembre de 1929

No sin tristeza veré terminar esta noche este año tan bello. ¿Acaso no me has colmado? En efecto he vivido todos sus días con el corazón de fiesta y aplacados los sentidos por tu ternura y tus caricias.

Y este año que está a punto de empezar, saber que mi deseo más hondo es pasarlo lo más posible entre tus brazos. Que este año, en lugar de separarnos, nos una más todavía, amado mío, y que nos traiga a ambos la felicidad plena que buscamos.

Espero que tu deseo se cumpla por fin, amor mío querido, y que una noche de locura veamos espectáculos espléndidos: mujeres lamiéndose el culo, hombres chupándose la polla, parejas uniéndose en abrazos lúbricos y, por fin, que encuentres al macho vigoroso que te haga gozar hasta el delirio. Ah, sé qué placer será para ti chuparle el pollón. Ya me parece ver ese precioso rabo, tieso sobre tu vientre. Tu boca hábil y glotona se lo come entero, y le sobas los cojones para que se excite más. Serás guarro, cómo gozas, pero qué ebriedad cuando te dé por culo hasta el corazón, y entonces será mi boca la que te chupe la polla.

Sí, sin duda este nuevo año verá la realización de nuestros deseos más extremos. No pido nada más que tu amor, siempre, y tus caricias. Eres mi pequeño dios, y te adoro. Mírame con tus magníficos ojazos, y tómame toda en un abrazo sin fin. Fóllame, fóllame, méteme el pollón en el coño.

Te amo.

 



 

May
3
2021

… no al odio, no al fascismo

 Escrito a las 11:11     Archivado en: Citas, Desde dentro...     Añadir comentario


Votemos mañana, con amor y contra el odio.
 

 

Lo siento, pero yo no quiero ser emperador; ése no es mi oficio. No quiero gobernar ni conquistar a nadie, sino ayudar a todos si fuera posible. Judíos y gentiles, blancos o negros.
Tenemos que ayudarnos unos a otros. Los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacerlos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos. La Tierra es rica y puede alimentar a todos los seres.

El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las almas. Ha levantado barreras de odio. Nos ha empujado hacia la miseria y las matanzas.

Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado nosotros. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco.

Más que máquinas, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura. Sin estas cualidades, la vida será violenta. Se perderá todo.

Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana. Exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
Ahora mismo mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, a millones de hombres desesperados, mujeres y niños. Víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes.

A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
El odio de los hombres pasará. Y caerán los dictadores. Y el poder que le quitaron al pueblo, se le reintegrará al pueblo. Y así, mientras el hombre exista, la libertad no perecerá.

¡Soldados, no os rindáis a esos hombres! que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen lo que tenéis que hacer, que pensar y que sentir. Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado. Y como a carne de cañón.

No os entreguéis a esos individuos inhumanos, hombres máquinas, con cerebros y corazones de máquinas. Vosotros no sois máquinas; no sois ganado. Sois hombres. Lleváis el amor de la humanidad en vuestros corazones. No el odio. Sólo los que no aman, odian. Los que no aman y los inhumanos.

¡Soldados, no luchéis por la esclavitud, sino por la libertad! En el capítulo XVII de San Lucas se lee: el reino de Dios está dentro del hombre. No de un hombre ni de un grupo de hombres, sino de todos los hombres. En vosotros.

Vosotros, el pueblo, tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad. Vosotros, el pueblo, tenéis el poder de hacer esta vida libre y hermosa. De convertirla en una maravillosa aventura.

En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble, que garantice a los hombres trabajo. Y dé a la juventud un futuro. Y a la vejez, seguridad.

Con la promesa de esas cosas, las fieras alcanzaron el poder. Pero mintieron. No han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres, sólo ellos. Pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer nosotros realidad lo prometido. Todos a luchar para libertar al mundo. Para derribar barreras nacionales. Para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
Luchemos por el mundo de la razón. Un mundo donde la ciencia, donde el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad.

¡Soldados, en nombre de la democracia, debemos unirnos todos!
 
Discurso final de Charles Chalpin en El Gran Dictador (1940)

 

 

Abr
26
2021

…las cosas que me faltan

 Escrito a las 12:12     Archivado en: Citas     Añadir comentario


 
 

“Tú eres así,
una continua espera de tu ausencia;
un minuto que viene sin ti.
 
Eres todas las cosas que me faltan,
todas las que no tengo.
 
Cómo esa música en la radio:
invisible, presente y fugitiva.”
 
Jaime Sabines (1926—1999)
Poeta y político mexicano

 

 

Foto de Barcelo Fotos en Pexels
 


 

Mar
29
2021

… partícula de fuego

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Citas     Añadir comentario


 
 

“El amor es una parte del alma misma, es de la misma naturaleza que ella, es una chispa divina; como ella, es incorruptible, indivisible, imperecedero. Es una partícula de fuego que está en nosotros, que es inmortal a infinita, a la cual nada puede limitar, ni amortiguar.”
 
Victor Hugo (1802—1885)
De su libro “Los Miserables

 

 

Foto de Julia Volk en Pexels
 


 

Mar
17
2021

…niebla

 Escrito a las 12:00     Archivado en: Citas     Añadir comentario


 
 

“Los hombres no sucumbimos a las grandes penas y a las grandes alegrías. Y es porque esas penas y esas alegrías vienen embozadas en una inmensa niebla de pequeños incidentes. Y la vida es esto, niebla. La vida es una nebulosa.”
 
Miguel de Unamuno (1864—1936)
De su libro “Niebla

 

 

Foto de Lum3n en Pexels
 


 

Niebla – Miguel de Unamuno

Mar
3
2021

… roble y ciprés

 Escrito a las 18:00     Archivado en: Citas     1 comentario


 
“Entonces, Almitra habló otra vez: ¿Qué nos diréis sobre el Matrimonio, Maestro?
Y él respondió, diciendo:
[…]
Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una atadura.
Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una sola copa.
Daos el uno al otro de vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.
Las cuerdas de un laúd están solas, aunque tiemblen con la misma música.
Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero lo tenga.

Porque solo la mano de la Vida puede contener los corazones.
Y estad juntos, pero no demasiado juntos. Porque los pilares del templo están aparte.
Y, ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.”
 
Khalil Gibran (1883—1931)
De mi libro favorito: “El Profeta

 

 

Foto de Joshua Mcknight en Pexels
 

Autor

  Desvaríos diversos de...

...un ser humano normal, sin aparentemente nada llamativo ni destacado... salvo quizás una visión diferente del mundo, coleccionista de sonrisas y abrazos, que intercambio por buenas conversaciones. Normal... salvo que puedo ver tu alma en tus ojos, que era gallego antes aún de haber nacido, que tengo tanto que ofrecer y tantos colores con los que pintar... que estoy seguro de que vale la pena conocerme.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies