Solo amor

Olvidamos a menudo que el amor es parte imprescindible de la raíz del ser humano. Su presencia, o su ausencia, crea y destruye mundos, y afecta a la vida de todos. Nadie es ajeno al amor, y todos padecemos la falta de comprensión del mismo, sus huellas, sus cicatrices y el tiempo que nos cura o nos enseña.
El amor, con o sin máscara, está detrás de todo.
Estos días me pregunto si a Putin le vendría bien un abrazo, o si otros asesinos lo son por falta de los mismos. Me apena y me aterra ese hombre que por no ser capaz de procesar la pérdida de un amor, le quita la vida a quien tan feliz le hizo. El padre que pega a su hijo porque quiere lo mejor para él y cree que así lo conseguirá, el político que roba a otros para poder bañarse en oro en un ejercicio de hedonismo e incapacidad para amar a otro que no sea él mismo. El amor, bien y mal entendido, es un aroma que lo impregna todo de uno modo u otro.
 


📷 Imagen de Cottonbro (desde San Petersburgo, Rusia) en Pexels

 
En mi vida, me rodea a diario. Desde el que me impregna cotidianamente, hacia familia, amigos y demás seres fantásticos, hasta ese cuyas huellas aún se pueden ver en la arena de mi playa. Cuántas veces he creído odiar, despechado, cuando no era sino amor disfrazado. Cuándo he llorado y reído por amor, qué pena todo aquel que desapareció convertido en indiferencia… del que ya solo quedan fotografías vacías.
Otros amores, sin embargo, evolucionan, se convierten en algo distinto. Pero para transformar, para que no te consuma, no debes olvidar nunca su cara, con o sin maquillaje o máscara, él siempre está debajo. Queremos y querremos siempre a los que tocaron y mimaron nuestro corazón, amantes o amigos, pues ellos forman parte de nosotros. No tiene sentido enterrar en estiércol algo bonito, ceder a insultos y la rabia del niño malcriado que siempre llevamos dentro, no. Dejemos al olvido ser el justo castigo de algo bonito que no fue honrado y cuidado, sin olvidar nunca que para empezar un nuevo libro hay antes que acabar otro.
Y en esta vida nos encontraremos Historias Interminables, amores eternos… de esos que duran un corto invierno. Amores fugaces, incomprendidos y prohibidos, amores viscerales y reflejos en el espejo, relaciones dementes a las que sobrevivir, amores plenos que te darán todo lo mejor que se puede sentir. Cómplices para atracar bancos, latidos que dejamos a medio latir, amores salvavidas, personas con las que te querrías fundir, amigos que sin dudarlo… morirían por ti.
Y tú, puedes ser cualquiera de ellos para los demás.

Así de simple.

Solo amor.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com