Idolatrías en caída libre

Uno de los problemas que existen en las relaciones humanas es cuando la admiración se convierte en idolatría, o cuando el amor se convierte en veneración, cuando creemos que quien hemos conocido… es «más que humano», divinizado por la óptica del amor o la admiración de algún factor en el que destaca esa persona.

A veces una persona con cierto prestigio en círculos que frecuentas… bien por lo que escribe, por sus fotografías, por su «halo» de encanto, por ser más o menos atractiva/o… llega a tu vida despertando admiración, pues durante tiempo has leído lo que escribe, disfrutado de su trabajo o admirado sus disciplinas académicas. Un día conoces a esa persona físicamente y surge una chispa, incluso puede nacer una relación… pero tu ya la tienes en un pedestal altísimo, y tu la contemplas desde abajo… en ese momento esa persona solo suele tener una opción… caer.
Las idolatrías, los pedestales, las admiraciones excesivas… suelen dejar muy alto un listón que parece complicado superar, y el único destino de esas circunstancias son las decepciones, pues esa persona tiene complicado estar a la altura de la imagen que te has proyectado en tu cabeza.


Image from Stockvault. Called «Lightyears away», from Charl Christiani (thanks)

Lo he vivido… lo he sufrido…
A mi me ha pasado esto en muchas circunstancias. Durante mi vida he tenido la suerte (o no) de estar con mujeres que consideraba «celestiales», principalmente por su belleza física, y que luego, una vez en la relación, eran más que mortales. Incluso en alguna ocasión he sido el colocado en un pedestal altísimo… y ¿A quien no le gusta algo así? Al principio estás contento, lo ves todo desde muy arriba, pero no tardas en mirar abajo y pensar «Eh! Bájame de aquí, yo no soy esto.«, y claro, quien está mirándote desde abajo, aplaude tus simpatías y no entiende del todo el fondo, y tú con pena sabes que desde tan arriba… solo puedes caer.
Y muchas veces he conocido personas que tenía idealizadas por admirarlas, bien sea por tu trabajo, por la imagen que transmiten en una red social, algo que te cautiva y que luego, en el mundo real, es muy diferente. No siempre quienes irradian más color y energía son capaces de conservarla, ni por supuesto crearla. Otras personas, espinos andantes, esconden tras el dañino arbusto un corazón precioso, aunque eso no quiere decir que todos los espinos escondan paraísos. Una persona prodigiosa en algún campo del saber humano… puede ser genial en eso, y sin embargo, un desastre como pareja y compañero. Vivir en un mundo sin máscaras, y ponernos gafas de Sol al ser deslumbrados, moderar expectativas… pueden ayudarnos a no ser engañados. Todos somos humanos y venimos del mismo sitio, y acabaremos en… un país multicolor.

Merecemos querer y ser queridos por lo que somos, no por lo que hacemos creer al mundo que somos. Y si queremos, podemos demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de ser incluso mejores que nuestra versión idealizada, ese fantasma que lo tiene todo… salvo el esfuerzo que nosotros demostramos cada día por superarnos y dar un pequeño pasito al frente.

En fin, disculpad el desvarío… buen fin de semana.
Esto es to esto es to esto es todo amigos.

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Moona dice:

    ¿Desvarío? A mí me ha parecido genial, muy bien explicado y muy cierto. I agree with you 200%. Supongo que todo inicio de relación tiene un pelín de eso, en cuanto a lo de idealizar al otro justamente porque no lo conoces y porque el otro (como tú) intenta dar lo mejor de sí, pero de ahí al pedestal hay varios moratones y fracturas de diferencia, porque caída habrá, seguro, antes o después.

    En fin, personaje, disfruta del fin de semana muuuucho :*

  2. rayodeluna dice:

    No se si eres lo que pareces, o si pareces lo que eres, pero de lo que estoy segura, es que escribes con una claridad acojonante
    Me gusta

  3. Me ha encantado!!!! No es justo Xa uno mismo ni Xa el supuesto ídolo. Como bien dices, todos somos mortales y es ahí donde reside todo nuestro esplendor. No necesitamos más.

    Un abrazooooo

  4. Angela dice:

    Justamente ayer volví a ver la película «Mi semana con Marilyn» y pensaba en esto. Creo haber estado en las dos posiciones y ambas son incomodas, las dos llevan a la decepción. Pero como nos cuesta ser auténticos y qué miedo tenemos a que no nos acepten…
    Gracias por traer esta reflexión…espero que no se me olvide ;)
    Un beso!

  5. KATREyuk dice:

    Gracias por vuestros comentarios…
    – Tronan y Moona… familia
    – Rayodeluna … un comentario de esos que llaman la atención… ¿era tu primera visita? ¿volverás?
    – Una princesa… me alegra verte equilibrando energías
    – Ángela… yo creo admirarte por motivos humanos y reales jajajaja pensé en ti, entre otras muchas personas, al escribir esto. Me quedo con eso de ser «auténticos», aprender y crecer cada día…
    Un abrazo

  6. Shubhaa dice:

    Pues aquí el peligro, más que poner a alguien en un pedestal, es que tú te estás poniendo en una posición inferior…
    Abrazos de igual a igual

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com