El cinismo yankee nunca deja de sorprender…

Hace unas semanas vi «Ha nacido una estrella«, un espectáculo para el oído y el corazón protagonizado por un celestial Bradley Cooper y una Lady Gaga que a los que no nos había conquistado aún, lo hizo para siempre. Me encantó la película, me tocó mucho la patata pues despertó en mi muchos sentimientos que conformaron una gran hoguera, que con razón y paciencia sigo apagando, pero eso… es otra historia.
Pero a lo que iba, resulta que no había visto el vídeo de la interpretación de este tema en los Óscar, y cómo la película, me puso la piel de gallina, sensacionales los dos, pura magia en una canción preciosa y perfecta:


A continuación, pensé… ¿Estos dos no tienen algo? La química es brutal, e indagué sobre ello. Resulta que él se está separando de Irina Shayk, tras 4 años de relación. Yo, con todo mi cariño, no estaría con una mujer que haya estado con Cristiano Ronaldo, por perfecta y hermosa que sea físicamente, y seguro que es muy maja también, pero bueno, lo peor es que han tenido un niño fruto de esa relación. Por su lado, Lady Gaga también parece haber roto con Christian Carino, su agente, «dicen» que él se lo merecía por ser un controlador celoso y obsesivo (y digo yo… ¿tan difícil es mirarle a la cara? ¡Se le ve a leguas! en fin… mejor me callo). ¿Tan difícil es tener una relación equilibrada y duradera? Da igual el dinero que tengas… los patrones no entienden de dinero, y parece que en todos los lados cuecen habas.

Lo que me flipa, es que leyendo noticias, veo que a Lady Gaga se la comen… por haber besado a un hombre casado ¿Qué? Pero… ¿¡Qué cojones!?, los yankees gobernados por un asqueroso y machista baboso rubio que mira y trata a las mujeres como si fueran de otra raza, inferior a sus ojos, y critican que ella bese a un amigo (otro, no era Bradley) en una actuación, me parece tan… lamentable. Y por supuesto, a Lady Gaga también la culpan de la ruptura de Bradley Cooper, que con malas artes y brujería podría haber seducido a un actor que no tiene personalidad, parecemos medievales ¿Puede haber algo más machista? Qué duro estar siempre sometido a la opinión de un puñado de idiotas que se ofenden con minucias, mientras dicen y hacen cosas realmente terribles en su día a día, y sobre todo, qué dura esa distinción machista del macho siempre bendito y la mujer siempre puta, es una sociedad tan retrógrada… y poco mejorarán con el gobierno de ese necio.

Mucho asquito.
Perdonad el desahogo.
En fin, siempre nos quedará la música…

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies