20 de Noviembre

Los ecos se diluyen, pero nunca se borran,
tormenta que nace en alas de una mariposa,
sin respuestas no surgen nuevas preguntas,
ni secretos que ocultaban tus mentiras.
 
Optimismo era una cara de aquella moneda,
realidad, circunstancias, tal vez ceguera,
hubo que romper la cáscara para ver la almendra,
para que los caminos dejaran de pasar por tu puerta.
 
Ya no recuerdo mis sueños,
escasean las piedras preciosas,
pero sé el nombre del viento,
me reconozco en el espejo,
cultivo otras cosas,
vivo libre, en una prosa.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com