La rabia como impulso

Estos últimos días me he enfrentado a sentimientos y sensaciones curiosos. Dejando de lado el corazón, he tenido la suerte de poder ver con ayuda ajena y las propias circunstancias de la vida cosas que podría ajustar de mi carácter. Evidentemente, todo va según perspectivas, si soy una valeriana con patas eso será bueno para gente tranquila, y la gente que le vaya la marcha, criticara mi postura apacible y tranquila. Pero mas allá de las posturas encontradas, lo que me encanta son las bofetadas metafóricas bien dadas, por un lado que te den un buen guantazo, y por otro, que en lugar de quedarte en el suelo lamentándote y llorando, tu actitud sea levantarte un segundo después con ganas de revancha, no ante esa persona, sino ante la vida, con rabia, con hambre, con ganas de ser mejor, con la lección aprendida, mirando desafiante con el labio ensangrentado a los ojos a un destino que es cómplice y rival, y dejarle claro en tu mirada que no te dará otra igual ni en el mismo sitio.

«En el caos busca la simplicidad y en la discordia la armonía.»

Cuando te levantes después de haberte caído, que nunca sea sin haber aprendido algo. Olvidamos el equilibrio inevitable que existe en el mundo, el blanco que no podemos comprender sin que exista un negro, la felicidad que llenará el hueco tanto como vacío dejó la tristeza, el contrario que contiene su opuesto, porque todo está unido, no hay felicidad sin dolor, ni aprendizaje fácil.

«Vacía tu copa para que pueda ser llenada;
quédate sin nada para ganar la totalidad.»

La actitud define mundos, rompe las reglas del generalismo. La actitud convierte a una banda de gacelas que escapan de unos leones de caza en un peligroso oponente, no son tan fuertes, pero juntas, corriendo hacia el cazador como si fueran uno, pueden cambiar su papel en el juego de la vida. Con tu actitud y tu acción, puedes redefinir tu mundo, y mi actitud es la de tropezar a menudo con casi todo, pero levantándome siempre lo antes que pueda, me permito tropezar tres veces en la misma piedra, pero cuatro no.

«La acción es nuestra relación con todo.»

Hoy he sentido esa rabia que se veía en la cara de Bruce Lee en sus películas, la fuerza con la que se erguía, mucho más vital que antes de la caída, con la lección aprendida en los ojos, más sabio, más peligroso, mejor, más fuerte.
Y quienes se veían reflejados en sus retinas, más débiles.

«Cuando no exista centro ni circunferencia, allí esta la verdad.»

¡Ah! y a todo esto… como no, las citas son de Bruce Lee.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Bruma dice:

    Gran post, q ganas de q charlemos… :)*
    Besote!

  2. Susi dice:

    Un post lleno de energia, de fuerza, me encanta!! Que no se diga que corre horchata por tus venas!
    Mil besos!

  1. 29 de septiembre de 2010

    […] baterías, de una leve ausencia, necesito unos días conmigo, echarme una bronca, enfadarme, leerme, sentirme, mantenerme en el lado más sano de la […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com