The Buddha, 1904, Odilon Redon

La última vez que estuve en el Van Gogh Museum en Amsterdam fue genial, y gratis. En mi trabajo son mecenas de dicho museo y me cedieron un pase, así que me dediqué a caminar con calma por un sitio que había visitado hacía ya unos cuantos años, tantos que aquello parecía otra vida. Y me sentí ligeramente decepcionado, como la primera vez, la mayoría de las obras que me gustan de Vincent están en otros museos. Mis favoritas, no os voy a engañar, son las más conocidas… Terraza de café por la noche y La noche estrellada son mis cuadros de cabecera y no están allí. Así que vagué por allí sin rumbo, de cuadro en cuadro, flirteando sin que ninguno llegara a cautivarme, hasta que de repente, uno captó mi atención, irónicamente, uno que no era de Van Gogh y sí de un desconocido para Odilon Redon. Me quedé embelesado frente a él un buen rato, en paz… sintiendo algo maravillosos: me había enamorado:

The Buddha, 1904. Van Gogh Museum.

The Buddha, 1904, Odilon Redon

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Ché dice:

    No conocía este cuadro de Van Gogh y me parece una maravilla. Me encantaría verlo allí, contigo, en tamaño original y paladear las pinceladas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com