Entre la Nada y el Todo

La paz me gobierna y aleja de mi pensamientos de todo tipo,
dejándome tan despejado como el cielo azul que conquista mis ojos.
Me sobresalta levemente una mariquita que se posa en mi mano.
parece traer consigo una empatía a menudo tan ausente en mi,
y pienso en lo pequeña que es, en cómo serán sus días,
intento sentir como ella pero no alcanzo a imaginar su mente.
¿Tendrá preocupaciones? ¿Miedos? O… ¿Será tan solo instinto?
Si yo soy una mota de polvo en el Universo ¿Qué es ella?
Quizás nada, una ilusión temporal, un contraste de color,
un breve guiño del infinito que aburrido, hace piruetas,
juega al escondite, descubre su propio sentido,
probando, esta vez, con lunares negros sobre rojo sangre.
Un escalofrío me recuerda el baile de los opuestos,
perfilando el mundo y dándole sentido a nuestra existencia,
siento el cosquilleo de sus patitas en mi mano,
colándose en mi alma, siendo suspiro.
 
Ella me observa, tan insignificante, tan nada,
la miro y creo verme reflejado en sus ojos.
Siento que me sonríe, que me cuenta un secreto,
y de algún modo sabe que he captado su guiño.
 
Ella es todo, aunque ninguno de los dos lo sepamos.


Imagen cortesía de Marta Pereyra, de fijaciones.org (Gracias)

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com