Desvarios

May
18
2020

“El Último Baile”, la leyenda de Jordan

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     1 comentario


Hoy 18 de Mayo se han emitido en Netflix los 2 últimos capítulos de una serie legendaria, sobre todo para los enamorados del baloncesto que tuvimos la suerte de vivir la Edad de Oro de ese deporte con Bird, Johnson, Stockton y Malone, Barkley, Pippen y como no… Michael Jordan.

Hace un par de años que oí hablar por primera vez de este documental, uno que prometía hablar cómo nunca se había hecho antes del más grande de los deportistas… y el que ha sido posiblemente, mi mayor ídolo, pues yo era de esos niños a los que no les fascinaba el fútbol… pero sí el baloncesto. La emoción que he sentido junto a Jordan es solo equiparable a nuestro genial Rafa Nadal, cuyas proezas me han hecho reír, llorar y gritar durante años. Algo más lejos para mi estarían Gasol y Alonso, que también habitan el Olimpo de los dioses del deporte español con Rafa, pero Jordan siempre fue magia, Jordan siempre ha sido y será “G.O.A.T.” (Greatest Of All Time, cómo además votaron los jugadores de la NBA el año pasado dejándolo muy muy claro).

El trabajo en la dirección de Jason Hehir es impecable, y su forma de contar la historia es sensacional, bailando entre los comienzos de Jordan, su estancia universitaria o su infancia, hasta la temporada final en la que centran su mirada, y a la que llaman “El último baile”, pues se rumoreaba que después Jordan dejaría el baloncesto. El reparto también es inmejorable… centrado en el protagonista y escoltado por ilustres compañeros de este como Pippen, Rodman, Kerr o un Phil Jackson sin el cual tengo la sensación, esta historia no habría sido tal y como fue. Si Michael Jordan se retiró con 6 títulos de la NBA… Phil Jackson tiene actualmente 11 títulos, y él ha sido protagonista en todos ellos, por muy buenos jugadores que tuviera a su lado, primero Jordan… y luego nuestro añorado Kobe Bryant.

A lo largo de los capítulos te impregna la magia, y puedes conocer el carácter ganador de la propia estrella así como el de quienes lo acompañaban, comprender el orden y el sentido que tuvo todo, y ver cómo se escribió una historia que dejó una huella increíble en el mundo y que cautivó a millones de corazones. Es realmente fascinante y he aprendido muchas cosas con este documental compuesto de 10 capítulos, que me da la sensación… veré varias veces en los próximos años.
Por si pensáis que son un exagerado, aclarar que está la 6ª serie mejor valorada de la historia, justo por debajo de Breaking Bad y Chernobyl y por encima de otras como The Wire, Juego de Tronos o Los Soprano. Aunque veré normal que baje un poco, sí estamos ante un documental de una calidad acorde a la vida que nos cuenta, y siento una satisfacción similar a cuando “El Señor de los Anillos” tuvo por fin una buena adaptación al cine.

Sin duda una de las mejores recomendaciones que se pueden hacer en Netflix, y uno de sus tesoros.
Espero que os guste al menos la mitad que a mi, si es así lo disfrutaréis mucho.
God Bless Air Jordan!

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Abr
11
2020

A veces

 Escrito a las 17:00     Archivado en: A5, Desde dentro..., Desvarios     comentarios cerrados


A veces el mundo se detendrá en seco, en silencio, quedándose mudo, quieto, expectante,
otras será vertiginoso, esquivo y frenético, buscando encontrar su ritmo, su “adelante”,
en todos los ambientes, encontrarás señales que definan tu camino, que salgan a tu encuentro.
A veces serás brújula, flotador o medicina, otras serás torpedo, timador… o serás herida,
a veces serás sonrisa, alegría y vida, y otras serás espina, serás lágrima, serás huida.
A veces tu corazón se negará a olvidar, en otros casos lo hará sin que te des cuenta,
a veces un amigo sacará brillo a tu coraza, otras la pondrá seriamente a prueba.
A veces deberías aprender que siempre debes fiarte de tu instinto, tu lado más sabio.
A veces te reirás al comprender la ironía, de lo mucho que te encuentras al perderte,
de que la felicidad que buscas ya viaja contigo, de que los mejores besos se hacen esperar,
de que no eliges aquello que no puedes olvidar, de que no hay camino recto que lleve al altar.
A veces entenderás que la suerte es humilde y se alimenta de agradecimiento y corazón,
y esos mismos días entenderás que la vida solo pide ser abierta y disfrutada cual dulce melón.
A veces echarás de menos a personas por las que darías media vida por un día más con ellas,
y te emocionarás del privilegio de contar con esos pocos buenos amigos que son brújulas,
jugarás con pasión al póquer de una vida que suele guardarse un as con el que sorprenderte.
A veces te sentirás grande, otras te verás tan pequeño, difícil es medir tu dimensión,
ni bueno ni malo, ni piel ni hueso, ni razón ni soberbia, sólo aprendiz y corazón.
A veces querrás plegarte y volver temeroso al útero que puso en marcha tu alma,
otras abrirás tus alas sintiendo que el mundo al fin y al cabo no es tan grande.
A veces brillas, a veces llueves, a veces tiemblas, a veces gritas,
a veces descubres que el sentido de todo es bailar,
entre la añoranza y el amor,
entre el deseo y el orgasmo,
entre tu boca y la derrota,
entre tu respuesta y mi pregunta,
entre mi mar, y tu cielo.
 

 


 
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Mar
27
2020

…dependencias emocionales

 Escrito a las 11:11     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Sensacional artículo de Laura Rodríguez para “La Mente es Maravillosa” en el que habla de la importancia del “contacto 0” en las relaciones tóxicas. Me llamó la atención lo bien que trata el tema, y me encantó el texto que cita:
 
 

«No se ama porque sí,
y si la relación no nos aporta lo que buscamos,
dejamos de amar.
Si a pesar de ello,
sentimos que seguimos allí porque amamos demasiado,
no lo olvidemos,
eso no es amor,
es dependencia emocional».
 
 
Silvia Congost

 
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Mar
6
2020

Hedon… goismo

 Escrito a las 12:15     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Lo he intentado,
en muchas facetas,
con rabia o sin ella,
del derecho y del revés,
incluso sin fuerzas,
sintiéndome torpe,
tropezando mil veces,
magullado, hecho jirones,
pero no sin aprender,
a veces con ayuda,
así es la vida…
lección y dudas,
tropezar para renacer,
un ciego que puede ver,
a veces vencido,
pero nunca derrotado.
 
He reído hasta quedarme sin aire,
he llorado hasta quedarme seco,
exhausto, deseando morir,
he sacado un clavo con otro,
he prometido que no volvería a ocurrir,
he mentido sin querer mentir,
no nades en contra de tu naturaleza,
ni mucho menos contracorriente
o te acabarás por hundir,
te perderás en la maleza.
 
He roto corazones
por encima de mis posibilidades
puede que incluso más…
de las veces que rompieron el mío.
He enfrentando muchos miedos
otros, sin embargo,
escondidos me engañaron,
haciéndome creer que se habían ido,
disperso y confundido, tantas veces errado.
Quise amar tanto, quise ser tan diferente…
que acabé siendo cómo los demás,
pretendiéndome distinto,
fui reflejo
y espejo.
 
Prefiero ser un buen recuerdo,
que una promesa incumplida,
prefiero haber sembrado un escalofrío,
que centrarme en haber abierto heridas,
prefiero vivir en el olvido,
que castigarme toda la vida.
 
No temas vivir
no temas querer
no quieras dejar de volar
por el miedo a descender…
entrega tu corazón al viento
siembra tu alma en un cuenco,
bebe sin miedo del tiempo,
no temas ser tu…
todo tu
sólo Ser.

 
 

 
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Feb
28
2020

Nunca discutas con un idiota…

 Escrito a las 12:00     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Activa tu imaginación y ponte delante de la persona más gilipollas que puedas imaginar… no sé… ¿Donald Trump? Es probable que él no sea consciente de que es un puto imbécil (disculpad los tacos). Y es algo que nos afecta a todos… no nos podemos ver fácilmente el ombligo propio, pocas personas he conocido en mi vida conscientes plenamente de sí mismos, y de sus virtudes y defectos. La verdad es que cuando veo al del flequillo rubio decir y hacer las atrocidades que hace, no deja de sorprenderme, y eso que no espero nada de él… y prefiero no pensar que está ahí debido al apoyo de millones de personas, qué jodido está el mundo. Es increíble que seres así ostenten tanto poder. Es un saco de mierda, es incuestionable, una persona a la que un jurado le tiene que obligar a alimentar a los niños que detienen en la frontera… es básicamente, un zurullo con patas. Pero dejemos a este bicho… que yo iba a hablaros de los idiotas, concretamente de uno que me tocó más de cerca.
 

Nunca discutas con un ignorante,
te hará descender a su nivel
y ahí te vencerá por experiencia

 
Mark Twain

 
Reemplácese en la cita “ignorante” por “idiota“, pero quería ser preciso en la cita.
Estos últimos años he tenido trato con uno de esos idiotas al que muchas personas le han llamado delante de mi eso (o cosas peores) ¿Creéis que en algún momento se paró a pensar si alguien tenía algo de razón? Qué va, aunque reconoce y comprende que los demás le llamen eso por su actitud supremacista y misógina, no se para a ver qué hay de cierto, pues son los demás los que lo hacen todo mucho peor que él… y él, es lo más parecido al advenimiento de Cristo que el planeta va a ver en otros 2000 años, y si se lo cuentas así a modo de crítica constructiva, igual se ríe por qué es capaz de entender el chiste, pero no hará propósito de enmienda ni se verá en la metáfora, lo bueno de creer que eres perfecto, aunque sea mera sobrecompensación por traumas de la infancia, es que puedes tratar a todo el mundo como una mierda y no sentirte mal por ello, ni sentir la necesidad de disculparte cuando una y otra vez… la cagas. Y da igual que todo a su alrededor ponga de manifiesto su error, que eche a quienes le quieren y se quede cerca con los que le tienen por mascota, da igual, lo peor es que pierde la gran oportunidad de vivir una vida plena y preciosa dónde disfrute y comparta sus virtudes, y no se vean eclipsadas por toda esa mierda que pone de manifiesto tan a menudo que te es imposible ignorarla.
Por ejemplo, hace un tiempo, el “idiota” pasó unos meses trabajando con unos amigos comunes… sus leyendas y fábulas de este periodo eran tan espeluznantes como divertidas, por lo visto había estado rodeado de cretinos y estúpidos que lo hacían todo bastante mal, él sabía como hacerlo todo mejor, y les iluminaba según se dejaban, mientras hacía “amigos” por todos los lados, pero claro… la gente es tan necia, si le preguntaran a él cómo proceder… harían todo de un modo mucho más inteligente y óptimo, así lo impone el señor y su santa gloria. Durante semanas nos deleitó a todos con relatos de lo que había pasado en su estancia en aquel trabajo, pues le encanta escucharse y habla mucho, no le importa repetir las cosas mil veces, como eres inferior… así puedes aprendértelo, que es su vida, no una cualquiera, y alguien tendrá que contarla cuando él deje de estar, en caso de no ser inmortal, y escribir una biografía o Biblia a su altura.
 

 
Pues bien, meses después de su etapa en aquel trabajo, pasamos un par de amigos por dónde él había estado trabajando, pues solemos ir una vez al año por allí, y cenando tranquilamente con ellos nos contaron la otra cara de la moneda… y allí había cinco personas narrándonos historias que poco se parecían a las que habíamos oído, resulta que el héroe de capa azul la había cagado una y mil veces, sin reconocerlo, obstinado y cabezón, y escudándose a menudo en que eran los demás los que la cagaban, incluso mintiéndoles como un niño chico. Llegamos a pasar vergüenza ajena ante las barbaridades que contaban de nuestro amigo, aquello había sido un infierno, sí… pero no el que nos habían vendido, sino por cómo había tratado él a todos los demás. Cuando les dejó “tirados” para irse a otro sitio, ellos estaban a punto de despedirlo, en cuánto encontraran un refuerzo pues estaban en temporada alta.
No pudimos hablar con gente de sus otros trabajos, después de aquello nos habría gustado ¿nos encontraríamos con situaciones parecidas? Pues quizás sí… cuando ves que una persona vive tan distanciada de la realidad, puede confundir una sonrisa de compromiso con que alguien valora mucho su trabajo, a saber… él hablaba de monumentos que le habían hecho por todo el mundo a su paso, ahora creo que no existen, casi puedo asegurar sin miedo que son invenciones suyas, pues al final, de todos los trabajos ha salido mal y con problemas con quienes trabajaba. Es una pena, porque si le quitas esa necesidad constante de adoración, esas ostentaciones infantiles tipo cani tuneador de seat León y esa ausencia total de humildad y empatía, es un tío agradable y que podría enriquecer mucho a quienes le rodean, pero siempre tiene que quedar por encima y faltar al respeto a todo el mundo, y uno tras otro… se cansan, obviamente, además no deja de ser curioso los problemas que una persona muy inteligente puede tener al carecer de inteligencia emocional, pues mientras en otros campos lo entiende todo a la primera, e incluso podría ser buen maestro, puede pasarse años sin entender que él es responsable de sus rupturas amistosas, laborales o sentimentales.

En estos años he vivido cómo cada poco tiempo, alguien decidía sacar de su vida a esta persona por tóxico y dañino, por que es insoportable tener a tu lado a alguien que te trata tan altiva y despectivamente, y que te escucha y te hace caso como un mero trámite para poder hablar él. Eso es algo que manifiesta en su forma de ser y hablar contigo; alguien que no tiene el menor interés por tus sentimientos ni los de nadie. ¿Alguna vez ha recapacitado? Claro que no, y no sabéis cuánto lo he intentado ¿Creéis que me escuchaba? Quizás un poco, pero llegaba un punto en que él seguro que pensaba “Quien te crees tú, pobre mortal, para aconsejar a un Dios sobre cómo proceder…“. Y lo cierto es que cuando tu escuchas como alguien habla mierda de todo el mundo (a sus espaldas, que no de frente), deberías ser lo suficientemente listo para saber que tarde o temprano será de ti de quien hable mal, y es que este tipo de personas son así, en lugar de respirar… vomitan… prejuicios, miedos que ocultan bajo aparente seguridad, odio hacia su familia y amigos, pese a que tu ves desde fuera que lo tratan bien y se desviven por agradarle… pero en cuánto le tuercen el gesto una sola vez ya está, sentenciados, te añade a su lista negra, ni se arrepiente ni pide perdón jamás, y poco importa que hayas dado tu vida por él cien veces, o hayas pasado meses o años escuchándole y apoyándole, o que le hayas dejado una y otra vez las llaves de tu casa o tu coche… solo tendrá en cuenta la vez que le fallaste (O mejor dicho, que él cree que le fallaste. Para evitar que le discutas o quites la razón ni lo hablará contigo, así puede establecer él solo cual es la verdad, para qué contrastar).

Cuando comprendí que él no era capaz de entender su comportamiento y cómo le afectaba a su vida, miré apenado y con más detalle las cosas que me había contado en los últimos años… que si le echaron de este trabajo debiéndole dinero (aunque en ese caso sí creo que tenía razón él), que si fulanita le dejó sin ningún motivo, que si aquellos se quedaron contentos con él pese a que los otros decían lo contrario, que si su alumna lo mandó a tomar por culo tras un par de meses de clase, que si aquella chica tras un fin de semana perfecto no quiso saber más de él… a veces todo encaja y adquieres una visión de conjunto que te sorprende y duele por igual, pues no es agradable ver este tipo de cosas. Y te das cuenta que son todo mentiras, mentiras que ni él mismo es capaz de ver como tal, por esas carencias emocionales. Y ves que a su lado solo se quedan personas adictas al maltrato y con serias necesidades de terapia, que él tiene los santos huevos de recomendarles. Bueno, y hasta no hace tanto, yo era el peor de todos, el más grande de los idiotas, pues fui uno de los últimos bastiones en caer, supongo que debo hacérmelo mirar, aunque por otro lado me siento orgulloso de haber luchado lo que he luchado aún habiéndole profetizado, hace un par de años, que acabaría encontrando cualquier excusa para añadirme a su lista negra tarde o temprano, después de haber hecho cosas por él con las que creo solo puede competir su familia directa (a los que también tiene en su lista negra).
El año pasado perdí al que creía un amigo, pero que me consideraba solo su plebeyo.
Me llevó un tiempo superarlo, hablo de un idiota al que he querido mucho, mucho.
Por desgracia, yo fui su (pen)última víctima.
Me trató tan tan mal en tan poco tiempo, que generó una rabia que pocas veces había visto en mi.
Al final, con el pensamiento de “esto pasará” sobreviví a las circunstancias y a su cárcel, teniendo muy claro mi objetivo, la paz al final de aquella etapa que encontraría al llegar a casa.
Y poco importa si él es capaz de ver o no cómo jode la vida a la gente, al final decidí dejar de permitir que siguiera usándome y jodiéndome la mía… sino entonces yo sí que sería tan idiota como él.
 
 


 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Feb
12
2020

Fintas

 Escrito a las 17:00     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


finta

(Del it. finta, ficción).

1. f. Ademán o amago que se hace con intención de engañar a alguien.

2. f. Esgr. Amago de golpe para tocar con otro. Se hace para engañar al contrario, que acude a parar el primer golpe.

Las fintas son, en muchos deportes, un gesto que pretende engañar y hacerte creer que vas a ir por un lado, cuando en realidad, vas a ir por otro. En mi querido baloncesto son muy habituales, y en ocasiones acaban haciendo que el jugador que defiende al que lleva la pelota acabe en el suelo “roto” por una finta que cuando pretende evitar, le hace tropezar y desplomarse.
La vida a veces también te hace esas fintas, y te deja sentado con cara de imbécil.
Hoy releía textos que escribí hace unos meses, y me quedaba aturdido… mi seguridad en mi camino, en que lo que vivía tenía sentido, era demasiado grande para acabar cómo acabó todo. Era creyente en esa nube que me sostenía, y sin embargo, supongo que había silencios y secretos que no se reflejaban en el espejo, realidades que acabaron rompiendo la piedra, cómo las gotas hacen con las más grandes montañas con la erosión y mucho más tiempo del que hubo.
Quizás algunas relaciones tienen mucho de espejismo… a menudo adornamos la realidad para hacerla mejor de lo que es, y al más bello de los sentimientos debemos darle de beber presente, días cotidianos compartidos, momentos a medias, y sacarla adelante dando lo mejor de nosotros, los verdaderos sentimientos son a las duras y a las maduras, no hay “pasapalabras” ni escondites. Esas palabras, de las que soy tan amigo, no siempre tienen la profundidad que merecen, y al final no queda otra que aceptar que algo puede ser perfecto incluso siendo efímero…

“Nada perfecto dura para siempre
excepto en nuestros recuerdos.”
 
De “El Río de la Vida” (1992)
 

… a veces buscamos cómo perpetuar cosas que no nacen para durar o que no suceden en el momento adecuado, por mucho que nos aferramos a que así sea ¿Nunca os ha pasado eso de cruzaros con alguien especial en un momento gris para uno de los dos? La noria de la vida sigue girando… y no podemos dejar de buscarle sentido a todo, lo tenga o no.
Es inevitable que aunque una parte de ti se haya detenido, otra parte tuya, la cabeza, siga dando vueltas en esa noria intentando comprender todo. Supongo que hay que esperar un tiempo a que se pase el mareo, y aprender todo lo que se pueda. Si cierras los ojos, incluso puedes disfrutar del giro de la tierra, no porqué las cosas no duelan… sino porque ante todo y por encima de todo, la vida se abre paso, y en nuestro caso, sólo tenemos una.

Esa misma vida que a veces te hace una finta… poniendo ante ti un maravilloso oasis,
y cuando te dispones a beber de él sin medida hasta incluso morir ahogado,
te lo quita de repente, para dejarte tan atontado y roto como un vulgar patán,
revolviéndote en los brazos del huracán de este mundo de contrastes,
y poco después te planta ante el mismísimo palacio de Agrabah,
para confesarte al oído: “¡Eh!, qué tú… eres el sultán

 

 




 
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados

Autor

  Boletín no diario de...

...coleccionista de sujetadores del presente, sintonizador de melodías y momentos, de besos y recuerdos. Derrochador de optimismo, aprendiz de todo, maestro dando abrazos y cunnilingus, tiburón sin agua, gaviota con cielo.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies