¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!

Hay tanto que agradecer a este año, que me pondría a llorar de poder ver 365 días en fotogramas… concentrados en unos minutos. Un año de pandemia lleno de revoluciones en mi vida, con varios malos momentos muy turbios, pero con amaneceres espectaculares y días en qué, después de la lluvia y el barro, amaneció mi mundo fresco y limpio.
Cómo siempre, unos amigos increíbles, han estado siempre apoyándome. Empezando por Moona y Neo, mis arcángeles, siempre a mi lado, con su inteligencia y sabiduría, y una calidad humana que cuánta más gente conozco… más espectacular y excepcional me parece. Y por supuesto, con una familia maravillosa cerca, mis tres mujeres han sido siempre mi mayor fuerza… y han seguido demostrándome la suerte que tengo de contar con ellas… Ohana significa familia, familia que estaremos juntos siempre.
Sí que he perdido a alguien importante por el camino, o una parte de esa persona, y su querida carabina dálmata, pero las lecciones del tiempo juntos son muchas, y estoy aprendiendo a cambiar relaciones en lugar de terminarlas, como parte de una necesaria evolución sentimental. A veces somos Destino, y otras, una parada en el camino. Y sin embargo, la vida fluye, y el Universo nunca deja de sorprender, pues han vuelto a mi vida otras personas importantes como mi reparadora de alas rotas, mi vasco errante o la doctora rockera, tres personas a las que quiero mucho y que han protagonizado algún que otro texto.
Y si tengo una Pepita Grillo, también tengo una Hadita que siempre lucha por seguir a mi lado, aunque Peter Pan no siempre la trate bien, pero pase lo que pase… ahí sigue. Qué lujo de amistades y de vínculos tengo en mi mundo…
¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!
 


 
Hay muchas cosas nada sencillas de aceptar, qué duro es dejar gente atrás, pero una de mis mayores certezas es que… ¡Quiero verdad! Es algo que valoro mucho en mis mejores amigos, la confianza, la honestidad… y haber vivido algunas grandes mentiras este año me ayudará mucho a mejorar, y ser sincero conmigo y con los demás, especialmente con aquellas criaturas que nos encontramos, que son tan mágicas cómo incomparables.
Cómo esa Unicornia que trajo a mi bosque la vida, de la que podría hablar largo y tendido… pero que quedará para más adelante, pues sigo con miedo a que si soy brusco se escape corriendo… así que voy muy despacio. Cuándo crees que el mundo tiene difícil sorprenderte se saca un as de la manga y te deja con la boca abierta.
Este año no repasaré viajes, momentos o tropiezos, ni éxitos ni baches de salud.
Este año solo agradeceré lo vivido, y las oportunidades que se abrieron tras la tormenta.
Os deseo lo mejor de cara al nuevo año, que nunca perdáis la esperanza ni las ganas de luchar… recordad, «La vida puede ser maravillosa«, y podemos, armados de actitud y coraje, perseguir esa meta cada día.
Empezando por Ser el cambio que queremos ver en el mundo.
Y siguiendo por agradecer lo que tenemos, en lugar de lamentar lo que nos falta.
¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!
Námaste

 



 
 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com