Autoestima

No debemos culparnos por amar,
o por no hacerlo,
no debemos culparnos por tropezar,
ni por no ser capaces de levantarnos,
tampoco debemos castigarnos,
si tenemos la solución delante,
y no la vemos.
 
Qué bien se nos da ser crueles con nosotros mismos,
castigarnos como lo harían nuestros enemigos,
excusarnos en mentiras y huir de testigos,
y no aceptar todo lo que podemos sentir y ser,
confundiendo autoestima con hedonismo.
 
Permítete ser infiel, y sobre todo, el no serlo,
permítete enamorarte con cada gramo de tu piel,
o añorar a alguien, o por supuesto… olvidarlo,
disfruta con esa maravillosa criatura al otro lado del espejo,
aprende y crece, disfruta del olor de tus huellas,
que no te empalague la miel de la nostalgia.
Aplaude a quienes enriquezcan tu mundo,
pero sobre todo, aplaúdete a ti por tenerlos contigo.
 
Déjate ser,
vive libre,
y alimenta eso mismo en los demás.
Llora sin tapón,
desnuda el puto corazón,
salta sin pensar en tu colchón.
Cree en ti,
perdónalos… perdónate,
tu vida puede cambiar tanto,
solo con un poco de fe,
modelando tu actitud.
estando presente,
puedes ser tu mejor tú.

 

 
 

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. V. dice:

    Sencilla palabra, difícil (y necesario) camino. Es fundamental contar con gente a tu lado en ese trayecto, suerte la mía :)

  2. Noe dice:

    Que positividad trasmite…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies