Frente común

Es una sensación increíble.
Estás de pie frente al mundo, a veces tan desnudo y ridículo,
y de repente sucede algo… que lo cambia y reordena todo.
Se manifiesta cuando sus dedos se deslizan por tu antebrazo
y bajan hasta hacerse hueco entre los tuyos.
Aprietan fuerte tu mano y la acarician susurrándote «Estoy aquí»
y con su otra mano agarra fuerte tu brazo para que te gires,
y veas en sus ojos la fuerza y profundidad de su presencia a tu lado.
Sientes que el arma más poderosa del mundo está contigo, te sientes inmortal.
«Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer«, reza el dicho.
No exactamente, está a su lado, cogiendo su mano,
brindándole un amor que él quiere merecer,
mirando los dos al frente, tan iguales cómo únicos,
entregados incondicionalmente a un sentimiento y una causa común.
En ese momento tu corazón se hace mermelada de frambuesa
y tu piel se endurece contundentemente para ser su escudo.
Vivimos inmersos en la búsqueda de un amor así,
por protegerlo moriríamos sin dudarlo…
cada día de nuestra vida.

 


 

 
 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com