Cómo el Kindle cambió mi vida…

Llevo media vida diciendo que debo leer más, y sigo fracasando en esa tarea mientras acumulo éxitos en otras disciplinas como récord de horas de sueño, víctimas en juegos de disparos o incomprensiones de todo tipo acumuladas.
Para animarme a leer más, y dando rienda suelta a mi rollete casi sexual con Amazon, el 14 de Febrero de este año me compré un Kindle, el maravilloso Paperwhite cuya pantalla se ilumina.
Al principio lo miraba atónito, dada su belleza frikinal y su tecnología más inteligente qué potente, pero pronto me di cuenta de que no por tener esta herramienta iba a leer más, al menos a corto plazo.
Y sin embargo… la vida tiene curiosos modos de sorprenderte, y esa sorpresa llegó cuando se lo enseñé a mi madre. El que se pudiera poner la letra más grande y su pantalla iluminada marcaban una diferencia para ella, y empezó a mirar al Kindle como todo el mundo se merece que lo miren alguna vez. La colección de libros de Zafón hicieron lo demás.
Pocas cosas hay más bonitas que ver a alguien que quieres feliz, disfrutando de un objeto cuyo destino sin duda era ese.
Viéndolos juntos uno se da cuenta que nada se interpone en el amor verdadero.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com