Era de fans y haters

Nos deja Manolo Tena y de nuevo hervirá twitter con comentarios de todo tipo, desde los que buscarán con su twit certero obtener relevancia caduca, hasta los que de verdad sientan que perdamos a uno de nuestros cantautores, y miles de grises en el medio. En mi caso, no fingiré nada, apenas sé cosas de él, y ese viaje antes o después lo haremos todos.
El mundo ha cambiado, las cosas han perdido su importancia para tener en su lugar relevancia, ahora no importa si alguien sufre o tiene un gran problema, ni qué es crítico o qué intrascendente, sino si su sufrimiento es «trending». Si está de moda, tendrá un momento en el que conseguir fondos para curar el cáncer de su periquito o bien acabarán haciéndose camisetas de la foto sacada de un vídeo en el que un niño pone cara de disgusto al no poder subirse a un sitio por estar gordo. Habrá psicólogos especializados en rehabilitar a personas que se convirtieron en meme y eso los llevó a las drogas. Las nuevas «Marisol» saldrán de Youtube.
 
Bienvenidos al año 2016, la humanidad… en su apogeo.
 
La dualidad que define al ser humano se pone de manifiesto en las redes, cuando haters odian cosas casi sin conocerlas y los fans digieren incondicionalmente cuantos productos generen sus ídolos o empresas de culto. ¿Hablamos de Apple? ¿Hablamos de Justin Bieber? Este último es un gran ejemplo de la dualidad, pues en uno de sus vídeos ha batido un record de «no me gusta» en YouTube, me resulta muy curioso que la gente use tanto el botón «no me gusta» como el «me gusta». El otro día en esa red un tío me insultó por decir que un vídeo era un fake (un montaje, vaya), lo cual según él era tan obvio, que mi comentario merecía su más profundo desprecio. Siguiendo su dinámica de odio, busqué información de él para hacerle comer vuelta y vuelta sus propios testículos, pero no tuve la suerte de que tuviera un nombre fácil de seguir y opté por el «Let it be» de Lennon convertido en himno. Me temo que el día que me pase eso pero al revés, no le será complicado a quien sea llegar hasta mi. Habría que montar algún sistema de reputación online, donde se puede catalogar a la gente en función de su respeto a los demás, y abrir un abanico entre un «Buena gente» hasta un «Imbécil redomado», yo creo que andaría por la mitad jajaja
Yo he sido hater de Apple, no lo puedo evitar, su «somos entre mejores y perfectos» solo podría empeorar si cogieran a Leti’rtiz y la unieran a su publicidad con el «lo demás, merde» que nos obsequió no hace tanto. Conocí los MacPortátiles y le di una segunda oportunidad a la gran manzana, no están nada mal, pero tras unos meses probando el iPhone… puedo confirmar que millones de moscas comiendo algo, no hacen que sea ni saludable ni adecuado, ni la mejor opción. Vivimos en una época de «magos», donde se puede hablar hasta la extenuación de cosas insignificantes, y pueden pasarse por alto cosas realmente importantes para el futuro de la raza y el planeta.
Y en política llegamos a un climax de ese ying-yang hater-fan, pues a un lado están los Podemitas Venezolanos rojos comunistas hijos de una hiena perroflauta, y al otro los Falangistas Franquistas Taurinos y Benditos Cristianos hijos de un Dios mayor, y parecemos quedarnos sin grises también en este área, aunque los hay… está Garzón, Falangito (AkA Albert), Ken Suárez y familia. Pero nada, yingyang ¿O te gusta o le prenderías fuego a Espeonza Aguirre? Parece difícil la indiferencia ante la hija de Belcebú, lo mismo le sucede a Rita B. y a tantos otros, solo parece haber dos posturas posibles ante personas así, redención u hoguera.
En este sentido, me encanta esta cita:

haters

«Adora a tus haters, pues ellos son tus mayores fans.»
Están siempre mirando, deseando que te equivoques para resaltarlo… Dios y el Diablo de manifiesto en una dualidad tóxica que nos contamina sin darnos cuenta, cuando los radicalismos encuentran su manifestación en el día a día… y solo quedan fans, y haters.
 
 
 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Gus temes dice:

    Me gustó lo de las moscas…yo uso el ejemplo mucho cuando alguien me viene con la frasecita «todo el mundo lo hace…»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com