Re-aprendiéndo-te

La vida es maestra, la vida es camino.
Continua enseñanza, poner en duda cuanto has aprendido.
Lo recordé aquel día, cuando con los ojos cerrados, te sentía deslizándome despacio dentro de ti, sin prisa. Acostumbrado a tormentas y relámpagos, aquella brisa se me hacía tan extraña como mágica.
Marcabas el paso a cámara lenta, al ritmo de tu respiración, mientras el sudor comenzaba su viaje por nuestra piel. Entre delirios de placer, envuelto en tu olor, perdí la percepción del tiempo, nunca había tocado con ambas manos el cielo.
Recuerdo que empezaste a acelerarte, y en silencio, alcanzaste la cima. Mientras recuperabas la respiración, me abrazaste con dulzura.
 
Mientras te miraba emocionado seguía pensando en cuanto me quedaba por aprender del mundo… de ti… contigo.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com