Lo que puedes dejar atrás…

En el año 2000, cuando un gallego llegaba a Madrid y encontraba su primer amor en la capital, empleaba como símbolo el nombre de un disco de una banda irlandesa para decirle a su pretendida que sí, que podía dejar atrás el pasado, que podía mirar al futuro, que podía cambiar su vida. Posteriormente, ella le enseñaría muchas cosas, pero eso… es otra historia. Pero de esos muchos errores que cometemos en la vida, y yo he hecho unos cuantos, traducía muy mal aquel título, y no tardé en darme cuenta de que no decía «lo que puedes dejar atrás», sino… «todo lo que NO puedes dejar atrás» (All that you can’t leave behind). Ese se suma a mis gloriosos momentos con el inglés, como cuando compré un dominio que me sorprendió estuviera disponible, y resultaba que a mi traducción le faltaba una letra.

¿Podemos dejar atrás el pasado? ¿Podemos hacer cambios significativos que alteren quienes somos? Me veo en la obligación de creer que sí, no porque tenga cosas de las que huir, que también, sino porque lentamente, evolucionamos desde algo más verde, hacia una madurez que nos ve hacernos mejores… o peores. No es difícil distinguir cómo nos afectan los años, pero sí, cambiamos, nos hacemos más listos, cabezones, introvertidos, serios, estúpidos o apasionados, o ninguno de ellos, o cualquier otro. Entre todas las intersecciones nos perdemos una y otra vez, y los años nos enseñan a festejar más el reencontrarnos, que los vacíos sembrados entre nuestros años.

No, claro que no podemos dejar muchas cosas atrás… ni debemos, somo la suma de nuestras intersecciones y elecciones, la duda de los caminos no transitados y la felicidad de los que elegimos, pues nos llevaran donde nos llevaran, estuvieron repletos de enseñanzas.
Revelaciones y transiciones… esos pensamientos de una serie sí que dejaron mella en mi, uno de los secretos del Universo que he creído ver de lejos. Momentos en los que la vida simplemente transcurre, y otros en los que parece que te pasa todo de repente destrozando toda estadística probable. Momentos adecuados, transiciones que llevan a esos instantes mágicos en que todo cambia, y la vida da un vuelco curioso e interesante.

Momentos que a veces siento llegar como una tormenta que puedes ver a lo lejos, y que esperaré en la parada del autobús bajo el paraguas de totoro, sin dejarme ningún recuerdo fuera de la maleta, antes de emprender un nuevo viaje.

Totoro

También te podría gustar...

8 Respuestas

  1. Malu dice:

    Es un fiel reflejo de la realidad mas temida o mas querida, maravilloso como siempre, cuando sea mayor quiero escribir casí como tu, jajaja

    • KATREyuk dice:

      Muchas gracias personajilla, por tu comentario y el anterior (soís la misma Malu ¿no?)
      No sé quien eres pero no dudo que podrás escribir mucho mejor que yo si te lo propones… yo solo me desahogo y expreso lo que puedo del maravilloso mundo sentimental, intentando dejar de lado mi vena frikie.
      Que tengas buena semana

  2. Shubhaa dice:

    KATREyuk, cómo echaba de menos tener tiempo de pasar por aquí!! llevo días pensando en eso mismo, y he llegado a la humilde conclusión de que ni dejar atrás ni cargar, sino integrar, como una nueva versión mejorada de la anterior…
    Abrazos para no dejar atrás

    • KATREyuk dice:

      Yo todavía debo adaptarme a la era post-googlereader y manteneros a todos al día… pero me gusta escuchar (según me cuenta mi particular hada) que las cosas te van todo lo bien que mereces.
      Un abrazo enorme!

  3. Lola dice:

    Eres un extraordinario narrador….y aunque me gusta mucho leer, sería estupendo escucharte

    • KATREyuk dice:

      Si, tengo pendiente acompañar algún escrito con mi lectura grabada… pero me da miedo hacer cosas raras o creerme algo que no soy, pero algún día haré algo…
      También había pensado en montar en algún horario un «hangout» con lectores, aprovechando que la página del blog en Google + lo permite…
      Un abrazo Lola

      • Lola dice:

        Admito que no hace mucho que te he descubierto, pero lo suficiente como para ir leyendo para atrás…lo del nombre de peor para el sol?…es por la magnífica canción de Sabina???…
        …yo también escribo, aunque soy demasiado «cobarde»…para compartirlo. Un besito

        • KATREyuk dice:

          Si, esa canción, y lo que expresa esa cita, fueron las responsables del título del blog, yo soy muy muy muy sabinero.
          Pues deberías dejar atrás esa cobardía y publicar tus escritos, habrá a quienes guste y a quienes no, vida de contrastes y colores para gustos. Vive sin miedo, que esta vida no es un ensayo… es la buena!
          Un abrazo Lola

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com