«Ella» (extracto de «El Nombre del Viento»)

Su sonrisa podía parar el corazón de un hombre. Tenía los labios rojos. No era el rojo chillón, artificial, que tantas mujeres creen que las hace parecer deseables. Sus labios siempre estaban rojos, de día y de noche. Como si minutos antes de verla tú, hubiera estado comiendo bayas o bebiendo sangre.
 
Estuviera donde estuviese, siempre era el centro de todas las miradas. —Kvothe frunció el ceño—. No me interpretéis mal. No quiero decir que fuera llamativa, ni vanidosa. Si miramos el fuego es porque parpadea, porque resplandece. Lo que atrae nuestra mirada es la luz, pero lo que hace que un hombre se acerque al fuego no tiene nada que ver con su resplandor. Lo que te atrae del fuego es el calor que sientes cuando te acercas a él. Con Denna pasaba lo mismo.

Como os amenazaba… no tardaré en ir poniendo textos de un libro tan fascinante. Esta foto es de una selección de las que hice el pasado fin de semana en Mallorca. Espero que os guste.

[spotify:track:2toFtEYSfsOeynIEfVF0dh]

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Lidia dice:

    Parece un libro muy prometedor y sólo con este pedacito de él, se muestra el gran talento del escritor, que aunque lo desconozco, creo que merecería la pena descubrirlo. Siempre vienen bien estas recomendaciones! ; )

  2. Tegala dice:

    Ya me dijo Dani que era fantástico y yo sin leerlo… aprovecharé que tengo las dos partes en casa.
    Un abrazo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com