Archivo 18 de marzo de 2011

Mar
18
2011

Historia de una gota

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Pequeños tesoros, Relatos o Versos     5 comentarios


Las pertinentes moléculas se agolparon… y nací.
Clara, limpia, vital, fresca, transparente.
Y casi sin tiempo de hacerme al mundo, la gravedad me hizo suya y comencé mi caída desde varios kilómetros de altura, primero atravesando una bruma, luego, descendiendo hacia un paisaje lejano, frenético, volando en caída libre hacia una dulce mezcla de colores cada vez más cercana. Me sentía tan pleno y feliz como parte del universo, sintiendo como la oposición del aire a mi paso apenas evaporaba mi piel, pero sin miedo, libre… vivo.
Poco después, el paisaje era perfectamente reconocible, cada vez más cercano, los nervios me hacían temblar aún más que el viento, y todo parecía indicar que… siiiiii… ¡Iba a caer en un río! mmmm y con un frío masaje atravesé su superficie para formar parte de aquel maravilloso ecosistema. Quería verlo todo, sentirlo todo, miraba a un lado y a otro… a unos metros había una preciosa trucha, en la superficie unos insectos mágicos caminaban sobre el agua, la calidez del momento era fabulosa. Me dejé llevar, contemplando paisajes, musgos, ramas, criaturas y piedras. Cerrando los ojos sentía el balanceo el cosmos y mi hueco en él, no podía ser más feliz.
 

 
Al cabo de unas horas comenzó a haber una agitación tremenda entre mis compañeros, había una bifurcación un poco más adelante. A la izquierda, el mar, a la derecha, un camino que según se rumoreaba en el agua, llevaba a un edificio que preparaba el agua para su consumo por los seres que gobernaban el planeta. Se decía que en el mar había paz, que la sal te impregnaba y millones de criaturas fabulosas lo habitaban, unas minúsculas, otras gigantes, y que no era mal sitio para existir. Del otro lado decían que se entraba en un ciclo mucho más amplio, lleno de posibilidades, de aventuras y peligros… y algo me impulsó a colocarme poco a poco a la derecha, a ver qué me deparaba.
 
Unos compañeros siguieron hacia el gran azul, yo giré con otros por un desvío del río. Llegué a unos grandes depósitos, y atravesé una agonía que no deseo recordar. Tuberías estrechas y oscuras, largos periodos de espera, dudas, miedos, incertidumbres, reciclajes y procesos molestos, desee más de una vez haber escogido el camino al mar. Tras dar vueltas durante horas en grandes tanques, pusimos ruta en un angosto sistema de tuberías, hasta que nos quedamos estancados en una de ellas, no sabía si había muerto o no. Después de unos días quieto con otros compañeros, se puso todo en movimiento, tras el largo camino se intuía el final, y pude ver al final del túnel un montón de agujeros por los cuales se podía ver la luz.
 
Caí en la ducha de una criatura, una mujer, me enredé en su cabello, para deslizarme más tarde por su mejilla, pasando muy cerca de unos ojos azabache llenos de magia y magnetismo. De su barbilla di un salto y acabé en uno de sus pechos, por dónde caía despacio hasta que me movió al pasar una de sus manos acariciando su cuerpo, y me llevó al centro dónde pude continuar mi descenso por su barriga, hasta hacer una pausa de mi largo viaje en su ombligo.
Poco más tarde comenzó a secarse su cuerpo y la mayoría de mis compañeros de viaje empaparon la toalla, mientras yo seguía en mi hueco, y poco a poco, comencé a atravesar la pared de su piel, hidratándola mientras mi conciencia se desvanecía.
 
Me deshice para caminar por sus venas, para estar dentro de otra vida, para seguir conociendo el cosmos y la magia que hace que se mueva. Días después, mi conciencia se reunió de nuevo para brotar de su ojo fugazmente, en una dulce tristeza que me hizo vibrar y llenarme de sales. Me recogió con un cleenex dónde al calor del ambiente, me evaporé repartiendo de nuevo mis moléculas en el aire mientras en un último pensamiento me cuestionaba el origen de las lágrimas de la chica de los ojos negros.
 
Días después volví a unir mis moléculas y mi conciencia a varios kilómetros de altura.
 
En mi nube espero ilusionado, un nuevo viaje.

[spotify:track:4MxodomuFMRZP6RmARnUgO]
Mar
18
2011

Loom

 Escrito a las 0:38     Archivado en: Freak World, Ocio y Consolas, Soñar es gratis, Vintages     1 comentario


En 1990 salió un juego sensacional, de nuevo de Lucasfilm, otra aventura gráfica, se trataba de Loom, una historia mágica. La música era fascinante, los gráficos, increíbles, te envolvía y te llevaba a una parcela privada del mundo de los sueños. Claro que, visto ahora… el efecto es diferente… pero aún recuerdo como todo se quedaba atrás cuando comenzaba el juego, y como sentías viajar a un mundo tan distinto…

… en honor y en memoria de este juego me cambiaré el avatar durante un tiempo. Necesitaba algo retro, y esto, sin duda, lo es. A ver si con suerte lo remasterizan y hacen como con el Monkey Island, es un juego que merece volver a nuestros sueños y a los de algunos de los que en la nueva generación, deseen soñar.

Autor

  Bocetos y croquis de...

...un Ave Fénix reincidente, elfo de los bosques gallegos, un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies