Desde Roma…

Hoy os escribo desde la capital italiana, donde me ha traido el destino para pasar una semana de trabajo organizando un importante evento de mi empresa. La verdad es que el viaje hasta aquí ha sido largo y complicado, pues el avión salía a las seis y cuarto de la mañana, y ya saliendo de mi casa a las tres vi que no sería fácil llegar al aeropuerto dado que mi coche estaba con un «gripazo» encima bastante interesante… pero el pobre aguantó, me llevó hasta las Rozas, y allí me encontré un taxista que completó el trayecto hasta el aeropuerto… allí me estará esperando el pobre, junto al polideportivo y las dos rotondas.
También me esperarán mis pececillos… con su calentador nuevo, con su alimentador automático que todos los días les echa comida a las 20:20 ¿Habrán crecido cuando vuelva el Domingo? Ya veremos… Siguen siendo unos seres cautivadores, y este aprendiz de mago intenta que se sientan lo más cómodos posible en su princiacuario.
¿Qué he visto de Roma? Pues aún no demasiado, pero espero poder ver algunas cosas tanto el Viernes por la tarde (que la tenemos libre) y también quemaré las naves el Sábado por la noche, justo antes de volvernos y con todo el trabajo completado y espero que bien hecho… ahora mismo estamos en plena batalla con los ordenadores, ayudados por la central e investigando problemas que tenemos en las conexiones de este hotel de Roma, que por cierto… vaya hotel… tiene unas 600 habitaciones, y una planta entera de salas de reuniones, requisitos básicos para este tipo de eventos anuales. He oído por ahí que cuesta 250 € una noche, y si ese precio es para nosotros… ni me imagino el que le harían a una pareja normal y corriente. Mi habitación es espectacular, una cama enorme, inmensa, un montón de diferentes almohadones, un escritorio elegante… y lo más curioso es que tiene dos baños, ambos con ducha y uno con báter y el otro con hidromasaje, sin duda, algo curioso.

rsz_rome.jpg

Me encantaría añadir mil cosas… mi cabeza últimamente está muy activa, siempre dentro de los márgenes que le permite mi reciente política «problems free«, pero bueno… «piensa en verde» que decía un tal Heineken, a disfrutar de este momento y de la gente, a echar de menos sin dolor a muchos de los que estáis por ahí… a dejar las tareas para ser resueltas una a una, sin precipitaciones pero sin dudas, y a seguir soñando… que no es malo, ni de día ni de noche, porque no son acaso los sueños alimento de las ilusiones… y no son acaso las ilusiones sustento de nuestras almas, quien sabe…

Ave from Roma

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Jasp dice:

    Pues a trabajar y disfrutar mucho por esaas tierras italianas

  2. tronan dice:

    Roma es una pasada, cada rincón tiene algo increible para ver. Prueba el helado (muy rico) y ves a la Plaza de la Republica, es muy muy chula.

  3. Asha dice:

    Roma merece la pena simplemente por tomar un trozo de pizza frente a la fontana di trevi, pero si además tienes la suerte de dormir en ese peazo hotel y estar una semanita en esa bella ciudad…

    ¡Disfruta y trae fotos!

  4. Ché dice:

    Ave, Katre, legiturum te saludant….

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com