Mirándome en el espejo

autoestima.jpgNunca me he mirado en el espejo de un modo cotidiano mas que por casualidad, supongo que no forma parte de mi carácter. Tampoco he tenido problemas de autoestima, aunque mas bien debería decir… que nunca los había visto, y hace ya unos meses, empecé a darme cuenta de que estaban ahí, aflorando en muchas de las acciones y comportamientos de mi día a día. Poco a poco voy solucionando algunas cosas y tapando algunos agujerillos, y aunque queda mucho por hacer, soy optimista en esta etapa de transición, espero ver algún día en el espejo la persona en la que realmente me estoy convirtiendo.

Y a veces tengo momentos en los que no sé como encargarme de ese problema, cómo mejorar la autoestima de un modo razonable y definitivo, en los que me siento perdido. Otras veces, me doy cuenta de los pasos recorridos… soy consciente de que aprendo, de mis cambios, soy capaz de apreciar mi valor como persona, porque en ese compendio de virtudes y defectos que todos somos no salgo mal parado, los errores que he cometido a lo largo de mi vida me han enseñado a ser persona y a pasear por este mundo ganando convicción en mis certezas.

Y ahí quería ir a parar… hoy he pensado en la clásica situación en la que presientes o intuyes algo, cuando te preocupa algo o crees comprender las causas que determinan o han influido en el comportamiento de alguien; a veces aprovechas la confianza para compartir tus pensamientos con esa persona, y bien te da la razón o bien te explica tu error, a veces te miente, pero al final… todo tiene sentido. Y hoy he pensado… que debo confiar en ese sentido que completa puzzles y otorga respuestas, que mas allá de muchas opiniones debo escuchar esa voz interior, eso forma parte del aumento de la autoestima. La distancia siempre es básica para entender las cosas, debes respirar, alejarte, y ver entonces la totalidad del cuadro.

Y eso haré… la distancia me ha permitido comprender muchas cosas (cuando estás cerca no lo ves todo ¿no?), vivencias, sentimientos, detalles, errores… consecuencias y aciertos… el pasado como trampolín hacia un futuro mejor, y vivir el presente… ¡Saltando!
 
Michael JacksonMan in the Mirror

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. fire dice:

    Que dificil aceptarse….y mas cuando los cambios no son a mejor….
    que duro es no reconocerte….
    y como cuesta asimilar a esa persona en la que te has convertido…
    un beso

  2. Te envío uno de mis posts preferidos de Roberto Marquino (a quien descrubrí gracias a tí):

    Puntos muertos
    Enviado por Roberto Marquino en Diario, Breves reflexiones

    Siempre me interesaron los puntos muertos de las grandes edificaciones de servicios, esos pasillos y habitaciones inacabados, llenos de cascotes de obra y salpicados de pintura, cuando no grasientos y oscuros, que se ocultan magistralmente tras la cara visible de casi toda instalación.

    Son la representación de la soledad y, sobre todo, de la divina imperfección.

    Recorrer esos lugares me llena de un extraño gozo, como si experimentase la confirmación de que todos los seres y objetos esconden esos sombríos puntos negros que, como pocas otras cosas en la vida, me hacen amar la existencia y perdonar casi cualquier cosa.

    Cada vez que descubro un lugar -o un ser- inacabado consigo reconciliarme con el cosmos, saudoso, y acaso logro perdonarme a mí mismo.

    0:48 Llíria, Valencia

    7 de Octubre de 2006

    http://www.elfotografodeprovincias.com

  3. Bruma dice:

    Hace tiempo, antes de darme cuenta de que necesitaba un cambio, lei un articulo sobre la autoestima y sobre su, a menudo, incorrecta denominacion. No es alta ni baja sino buena o mala. Cuando no nos aceptamos tenemos mala autoestima.

    Conocerse es muy dificil, comprenderse aun mas…. Pero lo mas importante es ACEPTARSE. Tanto en lo bueno como en lo malo. Eso quiere decir, sentir que haces algo bien (sin necesidad de alardear de ello para repetirlo en voz alta y asi convencerte a ti mismo), hacer por los de mas sin esperar recibir por ello lo mismo a cambio; y superar los errores que cometemos en la vida (incluyendo el tiempo perdido que en ocasiones necesitamos para darnos cuenta de las cosas).

    Cuando no nos aceptamos, buscamos fuera de nosotros mismos los suplementos que nos hagan sentir mejor (halagos, palabras que ya sabemos, etc.).
    Cuando nos aceptamos, no nos deja por ello de gustar que nos digan lo que hacemos bien, pero eso no se convierte en una necesidad; nos relacionamos libremente con nuestro entorno en igualdad, sin dedicarnos en exclusiva a un campo (por ejemplo, ese campo del cual necesitamos halagos), sino dando y recibiendo con libertad.

    Cuando quieras seguimos charlando…. Un gran abrazo y ten un feliz día.

  4. KATREyuk dice:

    Estoy contigo Bruma…
    Y yo cada día me acepto mas y me quiero mejor,
    aunque no quiero usar eso como medio de protección del mundo, ayuda,
    y espero que me haga mas fácil el resto del camino…
    Un abrazo

  5. Azul dice:

    Lo maravillos es darse cuenta e, inmediatamente, actuar, aunque los cambios se den muy a su propio ritmo, lo terrible es quedarse pasivos, sin modificar aquello que sabemos mejorable…

    Un bessote!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com