Dándole la vuelta a la tortilla

Hoy empecé el día fatal.
Tenía un mensaje recibido a a altas horas que era muy duro y lleno de reproches, de parte de un mundo que está quedando atrás poco a poco. El malestar me invadía y encina, había que ir a trabajar, y no me apetecía nada tras un fin de semana muy caótico y falto de sueño.
Me dirigí a mi coche, y al arrancarlo… nada, no había manera.
Durante 15 minutos intenté sin suerte que funcionara, y ante mi fracaso, me dirigí al autobús… apesadumbrado.
El ir tarde, haría, además, que no me diera tiempo a hacer mi habitual desayuno…
y encima yo había salido en polo de casa, e iba a llover mucho, y no me quedaría otra que mojarme.

10 horas después…
Me había enfrentado al día con energía… le había plantado cara.
Había mandado los mensajes oportunos para cerrar algunos temas.
Había animado y hecho reír a mis compañeros, y había hecho cosas útiles.
De camino a casa en el autobús… llamé a un amigo para verlo pronto y conocer a su hija.
Y cuando llegué a mi pueblo, visité un taller para ver qué podía hacer si mi coche no iba.
Una vez en casa, enrabietado, me puse un pantalón viejo y bajé al coche sin mucha esperanza,
tras intentarlo un rato, arrancó, parece que estaba ahogado, quizás por estar en cuesta.
Para probarlo, fui a cogerme un kebap para cenar viendo Juego de Tronos.
Después del orgásmico final de temporada, limpié y enceré todos mis zapatos.
Arreglé la luz de mi salón y su programador, tiré el material sospechoso de causar problemas.
…Inercia positiva… limpieza… renacer… optimismo… respirar profundo…
Le hice un mantenimiento brutal al robot aspirador, pedí en Amazon una pieza cara, las ruedas, pero que lo dejará como nuevo para celebrar su sexto año limpiando mis suelos.
Cerré la compra de algo friki que me recuerda a mi infancia y que será un tesoro de colección.

Tan solo mantener la calma… y pasito a paso,
se le puede dar la vuelta a un día de lluvia,
y con cariño, podemos hacer que salga el Sol.
Solo hace falta un buen puñado de amor batido,
para darle la vuelta a una tortilla.
 
 

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Bruma dice:

    Grande!!! Asi se hace!!

  2. Ché dice:

    El Buen Timonel es capaz de capear la deriva de «uno de esos días» en que te levantas con el pie contrario!!
    Mejor llevar siempre una chaquetita en el asiento de atrás. :D
    ¿Llegaste a tiempo para desayunar? <3

    Bicos e apertas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies