Bromas, entre la genialidad y el mal gusto

Hoy me apetece hablar de bromas (pranks), algunas más o menos afortunadas que otras. En ese blog he tenido alguna que otra más inspirada, y jamás olvidaré aquel 28 de Diciembre donde se lió parda ante mi inminente paternidad. En fin, celebra siempre el lado bueno en todo, el pasado como trampolín…
Hoy quería compartir con vosotros algunas bromas graciosas, buscando siempre un límite que el ser humano explora constantemente entre lo que es bueno y sano y lo que tiene mal gusto y es una falta de respeto hacia otras personas.

Viajes en el tiempo con gemelos. Me ha encantado esta broma en el metro, en la que un mendigo pide dinero para construir su máquina del tiempo, y entonces lleva su versión del futuro y le pide que no lo haga… sencillamente genial. Un claro ejemplo de bromas de buen gusto, las que te hacen reír y no ofenden a nadie.

El champú infinito. Subimos el listón para una broma divertida, pero que es más dañina para quienes lo reciben. Alguien se está duchando en la playa, y le añaden tanto champú como se pueda, por lo que la persona se confunde y achaca a su propio champú esa espuma interminable…

Hay una versión en la que para mi se pasan de la raya, que usan sangre de pega en lugar de champú, por lo que la gente se agobia pensando que les está pasando algo físico grave. Si el primero puede hacer gracia, este otro debería ser denunciado y perseguido por la ley.

El baño que lleva a una galaxia muy muy lejana. He de confesar que a mi me pasa algo así y me muero de gusto jajajaja y aunque las reacciones no son nada espectaculares, sí que la coreografía y los preparativos son de otra galaxia. No entiendo cómo la gente tiene el valor de ir al baño fuera de casa…

Otro gran ejemplo son las bromas de los japoneses, de las que podemos encontrar recopilaciones en YouTube. Son bastante cabrones y a veces parece que pueden infartar a alguien. También es muy típico que las hagan en grupo, como la de los baños o las calles con decenas de personas. Claro, son los de «humor amarillo» ¿Qué podíamos esperar?

¿Coincidís conmigo en mis apreciaciones sobre estas bromas?
¿Qué otras bromas os han parecido de mal gusto o son de vuestras favoritas?

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies