Mentiras, whatsapps y brújulas rotas

Esta noche soñé con un amigo de esos que perdí por el camino, en una sobredosis de rencor e incomprensión, de distancia y tedio. Él marcó mi infancia, me ayudó a superar algunos momentos académicos muy difíciles, me enseñó lo que es la amistad, y cuando pasó una época viviendo en Madrid, no nos vimos tanto como cabría esperar de dos personas con un vínculo tan fuerte. Cierto es que por aquella época yo estaba abstraído en un súcubo, aunque seguramente hasta eso sea una excusa para poder perdonarme aquello. No creo que nuestros caminos vuelvan a cruzarse, y si bien alguna vez intenté con un email retomar aquella amistad, al final perdí un amigo, y cada vez que Gijón pasa por mi mente, un velo de tristeza lo cubre.

Y al despertarme tan idiota, no me quedó otra que pensar en mi último amor, uno del que todavía quedan marcas a medio borrar. En su día, a principios de Diciembre, le mandé un email en el que puse el corazón en la mano, y su respuesta parecía reírse de mi ¿Será que lo entendí mal? ¿Entendería ella mal el mío? Puede ser… ¿Cómo puede haber rencor donde existió algo tan bonito y único? Hay tantas personas que cuando levantas la mano para acariciarlas agachan la cabeza. Cogí el móvil y pensé en mandarle un Whatsapp y ver cómo le va todo hoy, mi móvil no me daba esa opción ¿Habrá dado de baja su cuenta? ¿Me habrá bloqueado? En Facebook tampoco conseguí encontrarla, y acordarme cómo se portó en esa red me hizo pensar en un «ella sabrá», e intentar encauzarme en otra cosa, qué difícil es dejar atrás a alguien que quieres. Supongo que hay ciertas relaciones cuyo «¿Qué pasó?» sin respuesta es inevitable, yo me había imaginado un largo camino a su lado, y no sirvió de nada, debería borrar el aviso en el calendario que puse para recordarme nuestro aniversario, o dejarlo y dedicarle un minuto ese día a recordar alguno de los momentos a su lado.

El otro día hablaba con una amiga que decía que no sabía si tenía la brújula rota, y sí… quizás, esto me haya pasado a mi, y en el ámbito sentimental necesite una tregua. En las últimas semanas me he cruzado con un par de chicas estupendas, guapas, listas y vitales, pero mi autoestima sigue en el taller, y para recuperarla debo hacer aún muchos largos en la piscina todavía, para que el agua diluya cicatrices, y estire mi piel como una hoja, preparándola para escribir en ella nuevas historias.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Cande. dice:

    Mi Gijonín del alma….

    ¿La brújula? paciencia: tendrá arreglo:)
    un abrazo

  2. MJ dice:

    El amor llamará a tu puerta cuando menos te lo esperes ya verás, mientras tanto disfruta del tiempo que tienes para ti, te lo digo por experiencia porque desde que rompió mi ex conmigo y me dieron dos veces calabazas, estoy muy a gusto con el tiempo que tengo para mí y para hacer lo que yo quiera. Una mezcla de libertad e independencia lo llaman.

    Siento mucho que hayas perdido una amistad tan valiosa y duradera, una pena y más cuando conoces a alguien desde hace años.

    Un abrazo!! :)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com