Cicatrices

El pasado se pone de manifiesto cada día en lo que hacemos, las huellas del tiempo dejan semillas que crecen a menudo lejos de nuestro control, y definen qué y cómo hacemos las cosas. Incluso aquellas tan lejanas, de la niñez, tienen una repercusión vital en nuestro presente, de ahí que apoye a quienes, como Marcelino, defienden a muerte que la niñez es sagrada y debe ser cuidada y mimada por todos, muy especialmente por los adultos.

No es fácil aceptar nuestros errores, y más aún, que nuestros triunfos no nos mengüen. En nuestro particular álbum de recuerdos, algunos llevan un sello especial… amores a medio amar, viajes que fueron mal, amistades con oscuro final, cuentos que no pudimos terminar. En nuestra mente, los revivimos, los soñamos, los terminamos… incapaces de imaginar cómo sería todo de haber seguido caminos diferentes, olvidando, aunque no deberíamos, la relación con el «yo» que fuimos y que es consecuente y primo de quien somos en el presente… los caminos que escogimos, fueron elegidos a conciencia. No fácilmente, dejamos muchas cosas en el camino, pero sacrificamos un castillo para poder vivir cerca del mar, dejamos de ver la Luna por vivir al Sol, quedaron muchas páginas por escribir del que decidió hacerse pintor, y aceptarlo, no olvidarlo, es importante… somos lo que pudimos elegir, con mayor o menor suerte, y aunque dudemos de las elecciones hechas en las intersecciones, con gran seguridad, de volver a pasar por allí, haríamos las mismas.

Eso no evita las cicatrices, las partes de nosotros que perdimos por los caminos, las montañas que con dolor tuvimos que dejar atrás para poder ver el mar. Y precisamente, en esa playa a la que tanto nos ha costado llegar, deberíamos sentarnos a sentir, a pensar, a vivir… y a esperar y dejar llegar a todas esas pequeñas partes de nosotros que se quedaron por el camino, para que seamos más «uno» qué nunca. Dialogando con la conciencia, perdonándonos, escuchándonos… completaremos la unidad.

Cicatrices
Precioso «graffiti» visto en Vitoria.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Angela dice:

    Voy a ver si me lo aprendo de memoria y me lo recito en estos días, es increíble pero llegas siempre, justo a tiempo…¡gracias por escribir, ser y estar!
    Abrazo inmenso y beso en el corazón

  2. Malu dice:

    Siempre Especial, con tu toque de llegar a todo y hacernos pensar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com