Tan Todo como Tan Poco

Estos días tendría mil cosas que contar, de tecnología, aplicaciones en la nube, programas, experimentos y demás… pero ya hay cienes y cienes de blogs que lo hacen, y aunque he tenido mis épocas de consumiros con tecnogalimatias, esto no deja de ser un blog personal, con un ser más o menos humano detrás. Haré lo que pueda…

«…Sentimentalmente para remediarlo,
voy a quedarme contigo para siempre.
Pero puede que te encuentre últimamente,
entre tanto me confundo con la gente.
…»

La verdad es que llevo un tiempo muy positivo, no llega mi vista a los días tristes que se empapaban de océanos de nostalgias y tristezas… a día de hoy, puedo estar normal o genial, y con tanto cariño como esfuerzo, intento que sea siempre lo último. Aprendo un poco más cada día del mundo y de las personas, para lo bueno y para lo malo, conteniendo sensaciones negativas que pugnan por hacerse hueco, viviendo y disfrutando del espectro sentimental. Como un campeón he ido cumpliendo, llevo ya un tiempo sin estar con nadie, si descartamos amagos y fallos trinómicos, casi 9 meses. 16 días de apuesta de 40. Haciendo de la Paz y la Reflexión mis mejores amigas, intentando olvidar lo previsible que puede ser una gran mayoría de las personas, resintonizándome para que cuando mi radio enfoque de nuevo al mundo, llegue un poquito más lejos y más claro que las últimas veces que he escuchado el murmullo del mundo.

Corazón vacío«…Sentimentalmente nuestro por ahora
es el nido que el olvido ha destruido;
y si el viento me devuelve a tus orillas,
serenamente, será dormido
…»

Sinceramente, nunca había tenido el corazón tan vacío.
Siempre he sido enamoradizo (de ahí la poca fé que tienen mis amigos ante esta amnistía amorosa), e incluso comenzando una relación, me perseguían sombras de la anterior, pero algo ha cambiado, y aún no tengo del todo claro si es bueno o no… yo creo que sí, pero el tiempo dirá, aún no veo la figura que se esconde tras este puzzle a medio hacer. Me despierta curiosidad este proceso. Esto es nuevo, me gustan las cosas nuevas.

«…Para qué contar el tiempo que nos queda,
para qué contar el tiempo que se ha ido,
si vivir es un regalo y un presente
mitad despierto, mitad dormido
…»

Creo que el libro de la felicidad, ese que tanto solemos buscar, es más bien un album de cromos, que según vamos rellenando nos hace sentirnos más plenos, entender mejor el mundo, y ver por primera vez algunos de esos Universos Infinitos que hasta entonces desconocíamos.
Como decía Emilio el otro día, menos aptitud y más actitud… todo es cuestión de actitud.


 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Bruma dice:

    Actitud. Estoy de acuerdo, y me encanta la tuya ultimamente. Que ganas de disfrutarte….. :)

  2. La mujer sonriente dice:

    Me encanta verte tan positivo y esperanzador, tan constante en tu propio cambio. . . Me encanta ver cómo renaces (guiño) de tus cenizas, de los duros momentos y de las historias pasadas. Siempre es difícil cambiar, pero cuando el despegue comienza es maravillos sentir el aire en la cara. Vuela alto.
    <3 =*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com