¿Quién coño quiere trabajar en Septiembre?

La vuelta de las vacaciones es dura, por lo menos para la mayoría de los asalariados y trabajadores por cuenta propia, habría que excluir de esa ecuación a aquellos pocos afortunados cuyo trabajo les resulta divertido y apasionante y esperan con ganas este día si han cogido vacaciones en Septiembre.

En Agosto todo se queda en «stand by«, esperando la vuelta a la actividad, y el día 1 de nuevo crujen los vagones cargados de pasajeros y la ciudad se amolda lo mejor que puede a una actividad frenética. Así ha llegado el mes número 9 del año, recordándonos de reojo que la navidad se acerca peligrosamente, acabados algunos proyectos es momento de comenzar otros.
Me apetece adentrarme en este mes evitando las preguntas «¿Qué has hecho este verano?» y similares, me he vuelto apático con la mayoría de la gente del trabajo, no me apetece contarle a nadie mi vida, y las dos personas con las que puedo hablar tal cual están disfrutando de sus vacaciones (cabrones), así que esperaré a su vuelta para preguntarles qué tal han ido sus vacaciones, esperando pillarlos antes de que agotados no deseen contestar a esa pregunta.

En las próximas semanas iré probando con diferentes voltajes para resucitar este blog, en los últimos meses ha ido hacia abajo, y no sé si cerrar un ciclo y empezar otro o mantenerlo con vida esperando a que podamos volver a volar juntos. Sé, que en cualquier caso, tengo que empezar a trabajar en algo nuevo, necesito llenarlo de colores mas o menos coherentes pero vivos e intensos, ya no me vale el estilismo del blanco y negro.

Y me encantaría acabar esta sesión de desvarios con un hálito de optimismo, pero me cuesta… aunque queda poco para que este duro día acabe y ponga rumbo a casa, una palabra que este verano ha renovado su significado. Para acabar os dejaré con unos enlaces que me llegaron en un email global de alguien que también manifestaba las pocas ganas que tenía de comenzar este mes… En los vídeos unos grupos de niños y niñas ponen diferentes caras cuando les dan a probar un yogur cargado de sal, con ello pretenden demostrar cual de los dos géneros finje mejor… mas allá de pruebas científicas, yo no tengo ninguna duda :-)

Que paséis el día lo mejor posible
Un saludo

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Yo no. Sobre todo después de haber estado todo el mes de agosto currando.

    Por cierto, aunque aliento es sin hache, hálito si que es con hache. Que lo sepas.

    Se agradecerá que vuelva el color. Esto en blanco y negro se me antoja puñeteramente triste.

    — Wayfarer

  2. Bruma dice:

    Aish…. Septiembre septiembre…
    Bien te comprendo, me agobia pensar q empiece el colegio y vuelvan a llenarse las calles, pero lo q importa es hoy.
    No te obligues a ser optimista, sé así cuando te apetezca.
    Tambien yo te animo al color, a hacer lo q te pida el cuerpo. Estamos aquí contigo, pero sientete tb libre de abandonarnos y resetear tu vida blogger. Quien sabe….
    El caso es fluir.
    Un abrazo inmenso.

  3. dob dice:

    Por alusiones… jeje, espero que esta apatía pase pronto y nos ilusionemos con nuevos proyectos!!! Besos.

  4. Patri dice:

    Ainssss…
    [[[yo sí quiero trabajar en septiembre]]]
    Te doy un poco de optimismo que me sobra, ¿vale? a modo de caramelos de los colores que prefieras.
    Me he impuesto un par de días de «vacaciones» para pasarlos con mi familia pero con ganas de volver. ¡hasta he llamado a mi jefe para preguntarle cómo le fue el estreno de la cafetería!
    Soy una de las típicas que septiembre es como una vuelta a empezar de todo, y voy al Pryca, compro gomas de borrar nuevas y lápices de colores con la punta impecable deseando descubrir qué soy capaz de borrar y de sacar de tanto color.

    Los coleccionables tipo «monta tu maqueta de barco», «comienza una dieta», «monta una cámara de fotos primer fascículo un tornillo» y (reconozco que esto sí que me encanta) «coleccionable de abanicos de arte, primero Klimt con El Beso»… llenan los kioskos y los anuncios en septiembre.

    Yo me tomaré mi café más fresquita que en agosto. El blanco y negro y la gama de grises hace de esto algo «minimalista». Yo te aconsejo que no hay nada que de más color en un blog que cambiar el idioma al alemán. A mí me costó mucho trabajo pero lo conseguí (jeje). He contribuido a la cultura linguística de mis visitantes.

    No te pregunto qué tal tu verano, seguro que tus peces se contentan de verte.

  5. Juanma dice:

    Yo quiero!!! Quiero trabajar XD

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com