Sigo nadando… sigo nadando

Esta última semana ha sido durilla, pero muy positiva, enganchando con la anterior que fue tres cuartos de lo mismo. Después de ese primer fin de semana de Junio en Valencia, donde disfruté de mis compañeros y un evento realmente increíble, me esperaba una semana de trabajo dura pero con muchas sorpresas positivas, incluso algunas de esas que hacen que tu mandíbula rebote en el suelo a lo Looney Toons.
El fin de semana ha sido curioso, lleno de deporte y noticias candentes, de indignación por quienes nos gobiernan y desconexión cuando cerrada la ventana que da al mundo me quedaba en casa disfrutando de pequeños momentos rodeados de placeres como una buena comida escoltada de albaricoques y picotas y aún mejor compañía.
Ahora estoy a la espera de que lleguen a mi un par de novedades interesantes, pequeños regalos que han coincidido con fechas señaladas y que son cambios tecnológicos muy bien recibidos… por un lado, el ordenador nuevo… por otro, cambios en mi móvil.

Y en el Norte, allá donde suele estar mi hogar, el contraste habitual… por un lado oscuridad, cobardía y pena, y por otro emoción, valentía y orgullo. Y aunque es difícil de digerir alguna sorpresa, he de admitir que es bonito decir «qué huevos tiene» esta persona, cuando demuestra una valentía única y sin precedentes de la que yo carecería en circunstancias similares. Es bonito poder aprender de quienes te engendraron, de uno cómo quieres ser y del otro qué debes evitar. Siempre habrá contrastes en el Norte… Winter is coming.
Es curioso como a veces llegan muchas cosas buenas de golpe… es como un desayuno buffet de un hotel de lujo… tienes tantas opciones, que no sabes qué disfrutar primero y qué después… o qué esconder en tu bolsillo para tiempos peores. Aunque cierto es que a veces la vida ordena por ti esas cosas para vayan llegando poco a poco.

Mientras unas preguntas se responden llegan otras nuevas, así es el baile, no debemos dejar de mover los pies.


[spotify:track:0VEf913GDXMlb196o6VOCV]

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. crazy_mj dice:

    ayssss!!! yo tuve tortugas cuando era pequeña, menudo trauma cuando murieron :( jajaja

    la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida no? espero que podamos seguir leyendo tus avances profesionales y personales jaja, y si, lo malo de los buffets es que no sabes por donde empezar

    un abrazo!!
    ah y que sepas que me encantó ponerte voz y cuerpo!! eres unos de mis veteranos en mi TL, ya tenía ganas de desvirtualizarte aunque ahora seré conocida como la tardona de las kdadas twitteras xD

  2. Tegala dice:

    A veces uno piensa que las emociones, las buenas noticias y las sorpresas deben llegar dosificadas y nos asalta el miedo a pensar que si nos están pasando cosas buenas tendremos que pagar una alta factura… pero eso no es así. Tal vez es el premio por los tiempos malos y los sinsabores…
    Disfruta, disfruta y sigue nadando…

    Un abrazo lento!!

  3. Shubhaa dice:

    Recuerda que en los desayunos de hotel puedes levantarte varias veces para que no se te escape nada interesante: una ronda de salado, una ronda de dulce, una ronda de caprichos… que pasen muchas cosas buenas debería ser lo normal, otra cosa es que cuando nos pase nos asuste.
    Abrazos a la carta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies