Liberando tensiones

Si he de ser justo, tanto conmigo como con vosotros, supongo que deberé confesar cosas que vayan más allá de relatos de Unicornios reincidentes y extorsiones que acaban en besos y orgasmos. Debería, dando ejemplo de la honestidad que pretendo predicar, hablaros de gotas que colman vasos para después dejarlos secos, de mentiras que de tanto repetirnos acabamos creyéndonos y de sentimientos que aunque no nos hagan sentirnos orgullosos de nosotros mismos, no por ello dejan de existir y ser sinceros.
Pues bien, si eso he de hacer… empiezo.

¡Estoy hasta los huevos!
¿De qué?
Buena pregunta…

De mendigar el cariño de quienes afirman brindármelo naturalmente, de poner ilusión en hacer de vela, sacrificando a veces mi propia llama, a gente que sabes que cuando salga de la cueva no mirarán atrás. De creer en personas que no lo merecen, y respecto a las cuales me engaño constantemente pensando que encontrarán su camino, y quizás en el proceso, puedan reparar el trato injusto que tuvieron con otros, entre los que me incluyo, en etapas anteriores de su vida; tampoco me importaría que desde un determinado punto, aprendieran a ser justos, olvidando pretéritos imperfectos.
De las mentiras… si, si… esas que acaban creyéndose verdades, pero que jamás pierden la esencia de su falsedad original.
Me agota la gente que te usa para combatir su aburrimiento, y que pretenden que cuando la mierda de entorno que han elegido se derrumba, tú les hagas palmitas y les diviertas, algo que no es capaz de hacer el idiota de su novio, o las amigas elegidas con tanta sabiduría que cuando graniza, son las primeras en esconderse sin preguntarse si estás o no a resguardo.
Me desmoraliza ver el rumbo que toma el país dónde he vivido toda mi vida, podrido hasta el tuétano y mangoneado por un colectivo político estúpido y sumiso que permite que los presidentes de otros países y entidades rijan los destinos de millones de personas que siguen callados mientras se acercan al precipicio. ¿Qué más hace falta para que nos levantemos? Corderos hacia el matadero… en silencio hasta el final.
Estoy cansado de los favstars pedantes, de las vírgenes calientapollas, de las almas congeladas que no desean pasar página por si sus penas se quedan atrás, la gente cuyas palabras y actos van en dirección contraria en plena autopista, quienes solo te llaman para hacerte consultas tecnológicas y aún así se esgrimen en abanderados de su amor por ti. Los saltamontes cojos, los ecos grabados, los alfileres sin punta, los presentimientos que no por hacerse realidad duelen menos. Me jode y me aterroriza en igual proporción pensar en cuales de estas protestas ahogadas me molestan tanto por ser reflejos de comportamientos míos.
Me enfada que en algunos ámbitos el destino no me de una puta tregua.

Tengo dos opciones:
– Coger la katana y hacer una limpieza a fondo.
– Hacer un reajuste en mi actitud.

Obviamente, el niño que corría con cuidado de no pisar ningún caracol, hará esto último.

[spotify:track:0EHzXpyi1swR8sMpbVHcLJ]

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Noa dice:

    Buena reflexión por tu parte, esta es otra opción para tu lista entre otras muchas más que se me ocurren a mí…
    Hay veces que nos obcecamos en cosas imposibles y otras «el destino no nos da una puta tregua», pero éstas últimas me parece a mí que son esas en las que no tenemos poder de decisión.
    P.D.:La limpieza sí pero sin katana, que luego la sangre sale muy mal ;-)

  2. jackie dice:

    creo que hay una epidemia! dejariamos de ser humanos si no sucedieran estos episodios. Limpiar y seguir…

  3. Shubhaa dice:

    Te invito al proyecto «Repoblar Groenlandia». Tegala y yo pensamos que Groenlandia es un lugar ideal para mandar a todos esos especímenes que nos molestan, alteran, importunan o simplemente joden la vida.
    Mandémosles a Groenlandia!
    Besos reivindicativos

    • KATREyuk dice:

      jajajajaja yo me apunto… o bien a mandarlos a Groenlandia… o a que nos hagamos esquimales. Seguro que hacemos de ese un continente líder en buen rollo.
      Un abrazo agradecido

  4. Olga dice:

    También me adhiero al proyecto «Repoblar Groenlandia» Tengo algunos candidatos para enviar…jajaja limpieza sin
    katana ;)

  5. Tegala dice:

    Ya veo que Shubhaa te ha contado lo de Groenlandia… deberíamos pensar seriamente en esa opción…

    Un abrazo fuerte de tacita de chocolate caliente para el frío emocional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies