Being Hank Moody

La genialidad desgarradora como palabras cotidianas, unos límites que de tanto cruzar has borrado de tu mente y tus aceras, cuando un cuerpo de mujer es algo tan habitual como el whisky con el que despides cada día. Un corazón hipotecado y el alma partida entre mujer e hija, y una polla que con conciencia propia desarrolla una partida de risk donde cada nuevo culito es un territorio que hay que conquistar. Unas drogas con las que juegas, a las que les has ganado todas las partidas, y aunque te visitaran alguna noche nunca les permitiste quedarse a dormir. Tan humano, tan diablo.
Piedras que pisarás una y otra vez si esconden un cuerpo desnudo, paraísos de lujuria vacíos que te harán añorar una y otra vez la rubia que tatuó su nombre en cada ventrículo de tu alma, y ese fruto de ambos que toca una melodía de blues con una guitarra eléctrica la enésima vez que le has fallado.
El pecado te persigue, tu piel destila deseo, y por la triste carretera buscas el lugar en el que puedas dejar atrás lo peor de ti mismo, tan antídoto como veneno, te mata lentamente al no poder encontrar la soledad y la paz que tendrías sin ti mismo. Las lecciones son cuchillos en la espalda, y cuando parece que has aprendido algo el mundo te da la espalda y hace cenizas tus esfuerzos. Maestro roto, amigo.
Y llegas de nuevo al valle de la lujuria donde siempre eres Rey, no quieres riquezas ni deseo, solo un cuento donde tus dos princesas vivan contigo aunque sea en una ciénaga, pero tu corona es tu castigo y tu pecado. En tu trono vives y mueres, con cada clítoris húmedo, con cada decepción a quienes te quieren pese a todo.
Ahí es dónde vives Hank Moody, dónde la felicidad y la locura son eternas amantes en un tango entre la vida y la muerte.

He comenzado la 4ª temporada de una serie tan explicita como genial, tan salvaje como humana. Y me salió del alma este «tributo» a Hank Moody, uno de los mejores personajes de toda la historia de las series, interpretado por un sensacional David Duchovny. ¡Va por ti Hank!

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com