Ser… humano

En estos últimos meses he atravesado mil mundos emocionales, como decían en Blade Runner «he visto cosas que vosotros no creeríais…«, y sigo aquí… manteniendo este Peor para el Sol con el que he compartido tantas aficiones y aventuras, y que mas de una vez, me he visto incapaz de continuar.

Hoy he pasado toda la mañana deseando escribir algo, dentro de esos temas que me tengo permitido tratar, hay otras cosas, que por un motivo u otro, no quiero plantear aquí… la dicotomía de los blogs ¿tiene sentido escribir algo aunque nadie lo lea? Y si te lee un número determinado de personas… ¿Condicionan tus lectores lo que escribes? Pues evidentemente, sí, y eso limita las cosas de las que puedes hablar con total libertad.

El Sábado, paseando por el Kinépolis con N3o, hablábamos de las cosas de la vida así como de sus universos parelelos, y comentábamos mi actual y curioso estado psicológico. Hablar con alguien así es maravilloso, la sensación de libertad es plena, y sobre todo, gratificante saber que entenderá todo aquello que le digas, lo comparta o no. Le contaba que la paciencia por la que he sido conocido antaño se ha ido, no sé donde está, pero se ha llevado con ella gran parte de la complacencia en pareja que tantos dolores de cabeza me había dado en el pasado.
Este fin de semana me he dado cuenta de que es algo que deberé pulir, pues está claro que poco futuro puede tener este carácter agresivo que me gobierna ahora, siempre al borde de una explosión que puede hacerme tanto daño como a quien esté cerca. Supongo que en algún momento deberé volver a ser tranquilo y paciente, aunque intentaré no ser tan complaciente, pero ahora… es que no puedo, es superior a mi. ¿Y a donde me lleva todo eso? Pues a no pasar por el aro de personas o situaciones concretas, a no tolerar insolencias, tonterías ni caprichos, y a buscar, en quienes quieran compartir mi tiempo, dos principios básicos: coherencia y humanidad.

being humanComo muchas de las cosas sencillas de esta vida no son valores tan complicados de encontrar, si bien yo opino que como tantas otras cosas, lo sencillo puede volverse tremendamente complejo y viceversa, con tan solo un suspiro. Tengo la intuición de que enfrentarme a todo esto se plantea como un nuevo capítulo del aprendizaje al que he estado sometido estos dos últimos lustros. La humanidad no es un atributo gratuito, significa algo más grande que usar cuquillo y tenedor o tirar de la cisterna, no mide la evolución tecnológica ni la capacidad de lograr cosas increíbles, sino que mide exactamente esa leve diferencia que nos separa del mono o el delfín, que no nos hace ni mejores ni superiores, sino esa melodía del alma que hace, del ser… humano, algo tan mágico como positivo, tan místico como sencillo.

(¿Qué?, ¿que eso que he esnifado no era tiza!!!?)
Disculpad estos desvarios metafísicos de Lunes…

Siempre nos quedarán esos paseos por Sion, donde en el aire se respira la esperanza que aún le queda al mundo, la vida por la que queremos luchar los que soñamos ser… humanos.

Escuchando Solar FieldsFeelings

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com