Toda una vida puede cambiar…

…en un segundo, y jamás se presiente cuando llega.

Ahora mismo no me viene a la memoria de donde proviene esta cita, era una película, pero no recuerdo cual. Hoy he tenido una noche curiosa, largísima… complicada, y desde luego, difícil de explicar.
Toda la noche había sido perfecta, divertida, entre copas y comida típica de la región habíamos pasado la noche en Gerona, un grupo más bien numeroso de gente, al final, quedamos cinco. A las 3 de la mañana llegó la hora de coger el coche, de emprender camino a «casa», así que fuimos al parking, y le pedí las llaves al dueño del vehículo dado que estaba muy muy borracho, y yo llevaba una hora aguantándolo de pie, porque se tropezaba con todo.
La sorpresa fué mayúscula ante su negación, no dábamos crédito, pero así era… no quería darnos las llaves, era su coche y el quería conducir… yo, que estaba bien, era el piloto escogido por todos, el «lince«. Se puso hecho una fiera, como poseido, y se negaba a darnos la llave del coche, él quería conducir e iba a hacerlo… no sé como describir lo que pasó después: violencia, desesperación, lágrimas, locura… y en medio estaba yo sereno, intentando que aquello acabara bien, sin conseguirlo y sin que nadie me escuchara, y con alguien que se columpiaba peligrosamente en una locura insanamente producida por el alcohol…
Al final conseguí llevar el coche, y hemos llegado bien al hotel, y aquí estoy delante de un ordenador pensando en la noche, en el día que ha llegado, en las consecuencias del comportamiento de esta persona por unas horas… y quizás haya perdido una novia excepcional, de esas mujeres como la que sueño encontrar yo algún día, quizás un amigo, yo mismo, y no hablaré de otros amigos o amigas que haya podido dejar en esas horas de locura que sigo sin comprender… no puedo dormir, hay días que el mundo me supera… es muy duro estar con alguien a quien quieres, y no saber si llevarlo al Hospital para que lo sedaran, a un manicomio para que te dejaran una camisa de fuerza o a la policía para que por favor, lo metieran un día o dos entre rejas para ver si se le pasaba el cabreo… pensando en que hacer y como para «knockearlo» y dejarlo KO, o de donde sacar cloroformo… solo deseando que se durmiera, que acabara la pesadilla… que parece que al fin acabó, ahora duerme… sin saber como se despertará mañana, sin saber si será consciente del daño que ha hecho…. mundo de locos!.

Pero en medio de esta locura, estoy bien (dejando esto de lado, genial), hoy espero visitar el Paddock, mañana es Viernes y el Sábado empieza la clasificación, puedo comer bien y mi piercing se cura tarde pero espero que bien, y estoy muy entero anímicamente… en una noche de locos, fuí la cordura, y no es poco… pero que extraño sabor, que completa verdad… porque…
Toda una vida puede cambiar en un segundo, y jamás se presiente cuando llega.

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Scuba_nny dice:

    Me pasó algo parecido la noche del sábado. Mi prima decidió que tenía que conducir ella y nos tiramos más de media hora en la calle tratando de convercerla. Ella se sentó en el asiento del conductor y se puso el cinturón y no habia quién la moviera de alli!!!
    Menos mal que yo tenía las llaves del coche ^_^

  2. Desi dice:

    Hombre, la vida no le va a cambiar por comportarse como un idiota. Le hubiese cambiado si se hubiese montado en el coche y hubiese acabado muerto en alguna cuneta. Lo único que ha conseguido es quedar como un imbécil y demostrar lo genial que es el alcohol.
    Lo siento por el trago que has pasado. Detesto a los borrachos.

  3. sula dice:

    Enhorabuena por conseguir que ese segundo que puede cambiar toda una vida no ocurriese. Ójala todo el mundo mantuviera la cordura y la sangre fría en momentos así para que al pasar bajo un cartel en la carretara, en vez de leer lo que leemos, las letras que brillaran fueran: «Número de muertos el mismo fin de semana del año pasado: 0»

    Un besito y feliz fin de semana. Y que gane Alonso!!!

  4. Maia dice:

    Creo que Desi tiene razón, si se hubiera estrellado (él solo) contra una farola sí que le cambiaría la vida, pero para bien o para mal, esa escena temo que se repetirá mil veces más, alla o no alguien a su lado un poco de cordura o sentido común….

  5. Cata dice:

    El alcohol y otras cosas nos llevan a hacer estupideces que no les tomamos el peso hasta que pasan. Besos y saludos!

  6. lunaaaaa dice:

    y si es para bien fabuloso de lo contrario…es….tan……
    Saludos….Interesante Blog

  7. TANiA^^* dice:

    Pues si es una dificil situación…. Nunca me ha pasado pero se que haría lo mismo. Espero que vaya increible el fin de semana; seguro q será inolvidable! Un abrazo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com