Medias verdades

Cada uno vemos el mundo bajo un prisma, y es increíble lo diferente que podemos ver un mismo suceso. Y como últimamente no estoy especialmente boyante de salud, intento no meterme donde me llaman y eludo cosas que si bien no dejan de existir, escuecen menos al no estar a la vista (quizás podría verse como algo cobarde, pero yo pienso mucho qué gano antes de empezar una guerra, y si solo puedo perder, o hacer daño, mejor evitarlo). A veces me planteo si el pasotismo es negativo o sencillamente te hace ser más feliz. Es increíble como una persona puede tener una percepción de ti que ni te imaginas, y como la acumulación de basura, puede acabar secando un océano por grande que sea. Yo os ruego que si se da el caso de que me vuelva imbécil, me lo digáis, pues creo haberme preparado para encajar ese golpe sin victimizar, perder los papeles o seccionar la cabeza del mensajero. Cada día soy más zen, y me encanta escuchar puntos de vista, pues dan la oportunidad de cambiar y adaptarse a un mundo muy curioso y complejo. El otro día me llamó mucho la atención un extracto de la serie de moda:

— Dime una cosa Elliot ¿Eres un uno o un cero? Esa es la pregunta que hay que preguntarse. ¿Eres un sí o un no? ¿Vas a actuar o no?
— Bueno… has estado frente a la pantalla demasiado tiempo compadre. La vida no es binaria
— ¿No? Claro, hay grises… pero al estar justo ahí, en el centro, bajo cada elección, hay un uno o un cero. O lo haces o no lo haces. Si sales por esa puerta, has decidido no hacer nada, lo que significa que no volverás. Lo dejaste, ya no eres parte de esto. Serás un cero. Si te quedas, si quieres cambiar el mundo, serás un sí.
 
Mr Robot, capítulo 2, minuto 24

 
 
Al final, complicamos muchísimo las cosas para darnos cuenta de que en ocasiones… todo se reduce a un sí o un no, y no es algo sencillo de ver, y no nos resulta muchas veces fácil elegir al quedarnos atrapados en matices y grises, pero casi siempre, estás más cerca de una de las dos respuestas, algo que puedes dilucidar imaginando un Magnum 44 en tu sien y 3 segundos para elegir:

— ¿Quieres liarte con fulanita? Si/No
— ¿Hay química con alguien? Si/No
— ¿Ganas algo entrando en un conflicto? Si/No
— ¿Estás cómodo con un una persona? Si/No
— ¿Te apetece comprarte una motosierra? Si/No
— ¿Tu compañía beneficia a una persona? Si/No
— ¿Te imaginas siento la pareja de esa persona? Si/No
— ¿Te apetece hacer algo? Si/No

Cuando he tomado algunas de esas decisiones, han sido de las más duras de mi vida. Desgarradoras y nada fáciles, no por ello eran incorrectas. Si esperamos y dejamos pasar el tiempo, la vida nos conduce al borde de un precipicio, donde normalmente no nos queda más que saltar («NO»), cuando nos hemos aferrado a un «SI» hasta el último momento de una relación amistosa, de pareja o una elección vital.
Por suerte o desgracia, ya sabéis que yo suelo tener revelaciones claras mucho antes de ese precipicio, y siempre me queda una cierta duda de si me he adelantado demasiado a los hechos y me he equivocado. Pero la vida es maestra y el tiempo y los experimentos me han demostrado que no suele ser así, y más de una vez, cuando te alejas de alguien, su comportamiento te da la razón casi inmediatamente de que lo hecho bien hecho está.

Y luego están medias verdades… que son ecuaciones más complejas:
«Te quiero (SI) pero cuando estoy contigo sufro, eso no me gusta (NO). Por ello, elijo dejar de verte (NO), o espaciar la distancia de nuestros encuentros (casi NO).» a lo que se podría añadir a modo de remate final: «Y (SI-NO) vete a tomar por culo» jajajaja
Los seres humanos somos increíbles ¿no creéis?

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com