Archivo diciembre 2020

Dic
31
2020

Lo mejor de mi año

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     6 comentarios


La verdad es que en un periodo de tanta oscuridad cuesta celebrar la luz, pues parece que con ello no estás respetando la cantidad de cosas terribles que suceden por el mundo. Parece egoísta celebrar los éxitos y las victorias, pero al fin y al cabo son esos motivos los que nos dan fuerza y nos hacen seguir adelante. La vida se abre paso, como decían en Parque Jurásico. Para mi ha sido un año extraño, como para todos, pero positivo, he vivido muchas cosas pese al confinamiento, y si el año pasado escogí un camino… este creo que me ha demostrado en muchas ocasiones que hice lo correcto con creces.
Tengo mucho mucho que agradecer…

Lo mejor de mi año…
— Sin duda alguna, lo principal ha sido la llegada de mi chica y mi «hija» dálmata. Se colaron poco a poco en mi vida, con bondad y sostenibilidad, con corazón y sencillez, recordándome la elegancia y perfección de lo simple, y abrigando un corazón que necesitaba un sitio frente a la lumbre. Con ellas he vivido muchas aventuras, y cada día reparan y limpian mis alas de las quemaduras y cenizas de este mundo ardiente.
Mi familia… muy bien. Un año positivo para todos, cerrando algo importante para todos, y con mi hermana renaciendo cual hermoso fénix. Mientras, en la isla, la Luna emerge maravillosa sin eclipsar a un niño que va para modelo, mientras sus padres crecen con ellos. Y mi Madre, enganchada a Netflix y Prime Video, inmensa y genial, educando oídos y siendo imprescindible para todos, tan sólida como siempre. Mi padre también afronta un resurgir muy positivo para él, la actitud es todo en la vida.
La vieja guardia sigue intacta. (Buena película de Netflix, por cierto, con Charlize). Celebrar un cumpleaños post-confinamiento con Andrea y Vicky fue algo increíble, precioso e inolvidable, igual que disfrutar de mis virtusobris y mi querido Neo, o volver a ver a Lara después de abrazar a mi querido Tim. Mis sentidos cardinales siguen ahí, sólidos, compartiendo vida y amor y dándole color a la rotación de un planeta… que no sería lo mismo sin ellos. Si los amigos definen a una persona… algo debo estar haciendo bien.
Alma de Gaming. Este año di forma a un segundo ordenador de gaming, más humilde pero que cumple su cometido a la perfección. Y disfruté de Apex Legends como nunca, y llegué a Platino, superando esas 1200 horas que le dediqué hace unos años a Battlefield 4. Seguí con mi Clash Royale en el que llevo ya 4 años y medio dando estabilidad al clan, y acaban de llegar tesoros como Cyberpunk 2077 con los que espero compartir muchas muchas horas.
Enamorado del Cine y las Series. Con joyas como Tenet y «The Mandalorian» cómo máximos exponentes. Sin olvidar la increíble «El Último Baile» sobre la vida de Jordan, el jugador de baloncesto más grande de todos los tiempos. Y recientemente enamorado de Soul, la última joya de Pixar. Muchas cosas que disfrutar y que ver… en 4K a ser posible. This is the way!
He hecho algunas de las mejores fotos de mi vida, esta vez sí… fuera del agua. Nuestras golondrinas o mis buitres son un buen ejemplo, pero nada en el mundo es mejor que mi modelo favorita. Incluso gané con concurso de fotografía con mis fotos del tiburón ballena que llevo tatuado.
Ha llegado a mi mundo gente bonita: Cómo LK17, un joven catalán compañero de matanzas con el que me lo paso genial, o Mariejunkie, una criatura estupenda a la que tenía en mi timeline pero no conocía hasta hace poco. Recordad que si el mundo está lleno de gente tóxica, también hay gente sana y noble que enriquece tu vida cual tierna pastillita de avecren y que equilibra la balanza, no dejéis de buscarlos nunca.

…lo peor de mi año.
— Por supuesto, una pandemia que ha dañado y destrozado muchas familias, y la economía, y que sigue desgastándonos y poniendo a prueba nuestra humanidad.. Veremos sus secuelas en 2021, aunque esperamos que lo aprendido supere a lo perdido.
— Cómo habéis leído en casi todos mis post, me han seguido sangrando las partidas de seres queridos, en especial la de mi querido vasco errante, alguien que creía estaría siempre y valoraría lo que compartimos y lo que hice por él… supongo que me duele ver lo que podría ser, y en lo que se queda, todo por ese miedo que tiene al mundo y esa incapacidad de dialogar o pedir perdón. Eso hace que yo no sea un amigo perdido, sino el vigésimo de su lista.
— También duele acercarte a alguien con amor, y que te vomite su rencor. Otra lección aprendida. Hay ocasiones en las que no sabes qué duele más, equivocarte o acertar, y aunque duele ver la peor cara de una persona una vez se quita la máscara… también debes celebrar haberte separado de ella incluso antes de que lo hiciera, aunque duela.
— Yo confieso que he seguido aguantando demasiado a gente tóxica. Debo tener claro quien aporta y quien no, y dejar ir… mejor de lo que lo hago. Ser más expeditivo. Una de mis asignaturas para Septiembre… como cada año.
— Tampoco debo dejarme llevar por esta burbuja de la pandemia, incluso en entornos así debo mejorar mi cercanía a mis seres queridos… tiendo mucho a aislarme entre películas, juegos, series en familia y demás… hay que hacerlo mejor para quienes más lo merecen, estar más presente para familia y amigos, darme más sin que el dolor por aquellas veces que me sentí utilizado me haga retraerme en mi caracola, y salir al mundo sin coraza.

Buenos deseos:
Espero que vuestro 2021 esté lleno de amor. Que seáis nobles y bondadosos por duro que sea el mundo y la vida, que tengáis el coraje para desterrar el orgullo y el rencor de vuestros días. Que seáis honestos, sobre todo con vosotros mismos, y que os perdonéis al igual que a aquellos que os hicieron daño, pues puede que de aquello aprendieran a ser mejores, todos intentamos ser mejores cada día ¿no?. Perderos, para encontraros, llorad sin miedo para que vuestra sonrisa brille más y se limpie incluso aquello que no veis. Luchad por esos abrazos que curan almas y riegan corazones. Os tropezaréis, pero os levantaréis más fuertes.
Un abrazo enorme, gracias por leerme, felices fiestas, os deseo salud y paz, el amor llegará solo…
Seguid buscando secretos y grandes momentos, porqué…

 

Porque la vida puede ser maravillosa.»
 
Andrés Montes
(1955-2009) ¡No te olvidamos jugón!

 


 

Dic
29
2020

«Soul», el alma de Pixar

 Escrito a las 11:11     Archivado en: Desde dentro..., El Séptimo Arte     comentarios cerrados


Soy un enamorado de Pixar prácticamente desde que sé que existen, así que cuando llegó al cine Toy Story, su primera gran película, acudí ilusionado, y a todas las películas que han hecho después. Desde entonces, nos han regalado algunas de las mejores películas de la historia… y , para mi, está entre ellas. No sabía qué esperar, y me pilló por sorpresa… y os deseo lo mismo, así que no contaré nada intrínseco de la película. Tan solo os animaré a verla y disfrutarla… una auténtica obra maestra con el corazón, y alma, de Pixar.
 

“La vida está llena de posibilidades,
tú solo tienes que saber adónde mirar.
No te pierdas las alegrías de la vida”.

 
 

 
 

“Algunos no pueden dejar de lado sus ansiedades y obsesiones, quedan perdidos y desconectados de la vida y este es el resultado”.

 
Una joya que ha salido en tiempos oscuros, y que incapaz de encontrar un hueco en la cartelera, se ha estrenado este 25 de Diciembre en Disney+.
Espero que podáis disfrutar de un modo de ver «Soul«. Yo tengo la suerte de tener Disney+ para compartir en familia, y desde luego… esta película es un peso pesado en el catálogo del servicio de streaming de Disney. Y cómo Disney+ ofrece una prueba gratuita de 7 días… es una gran oportunidad de hacerte una cuenta, y en esa semana verte Soul y The Mandalorian, ambas soberbias y de lo mejor que hemos visto en este 2020 en la gran (ahora pequeña) pantalla.
Espero que os guste y que me contéis vuestras impresiones.
Un abrazo
 

Porque la vida puede ser maravillosa.»
 
Andrés Montes
(1955-2009) ¡No te olvidamos jugón!

 

comentarios cerrados
Dic
26
2020

…cuestión de suerte

 Escrito a las 20:00     Archivado en: Citas     comentarios cerrados


 

Cuando una mujer se vuelve a casar es porque detestaba a su primer marido. Cuando un hombre se vuelve a casar es porque adoraba a su primera mujer. Las mujeres prueban suerte; los hombres arriesgan la suya.
 
Oscar Wilde
de «El retrato de Dorian Gray«

 
 
 

Foto de Sinitta Leunen en Pexels
 
 

comentarios cerrados
Dic
23
2020

Nuestras mentiras

 Escrito a las 17:17     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Hace un año y medio viví una escena de lo más curiosa. Alguien pretendía culparme a mi de algo fortuito, el que más se castiga por sus errores suele externalizarlos y colocárselos a otros para evitar enfrentarse a ellos, así que tras señalarme entre improperios por algo casual, respondí con: «Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo«. La otra persona me miraba atónita, no lo culpo, al no entender el contexto y cómo encajaba aquella frase, pero supongo que en aquel entonces ya se fraguaba en mi una pequeña verdad: El que presume de honestidad suele ser el que más carece de ella. Otro amigo que tengo es el más honesto que conozco y jamás ha presumido de ello, pues la humildad es su segunda gran cualidad. Pero hablando del otro acusica, y mirando hacia atrás, en aquella época me estaba dando cuenta de que una gran mayoría de las afirmaciones que había hecho esa persona eran mentira, incluso aunque él no lo supiera. Si alguien dice «esa persona era feliz conmigo» y después de unas semanas o incluso un único fin de semana juntos no quiere saber de ti, o bien ha sido abducida por marcianos o bien mientes cuando afirmas eso ¿no? Es lógica pura. Lo mismo sucede con un trabajo, y si afirmas «hice una temporada sensacional», debe verse refrendado con que a la siguiente temporada quieran contar contigo de nuevo ¿no? Si no es así… quizás tampoco sea osado decir que mientes, aunque puede que ni tu lo sepas y que acabes por creerte tus propias mentiras. Hay personas que mienten cuando dicen que «se puede dialogar con ellas», que te quieren, que nunca mienten y que son sinceras… y otras que dicen todo lo contrario y te sorprenden. Aunque también es cierto, que todos evolucionamos y cambiamos hacia versiones diferentes de nosotros mismos, y precisamente por eso, deberíamos escucharnos y comprendernos al menos, para compartir y disfrutar de nuestros progresos, antes de llamarnos mentirosos los unos a los otros.

«… empezar por uno mismo.»
Y sí, de entre todos los mentirosos, sería justo empezar por mi mismo. A lo largo de mi vida he mentido mucho, creo que no como algo patológico, pero supongo que podría estar quitándole hierro a mis actos y justificar como mentiras piadosas algunas que quizá no lo eran. Me he inventado que tenía algo que hacer, cuando no me apetecía escuchar a una persona de esas que es capaz de pasarse horas lamentándose de la vida y el mundo ¿Acaso habría sido mejor llamarle llorón o llorona y provocar la ruptura de la amistad? Pues sí…o pues no. He mentido cuando me han preguntado si tenía pareja, incluso teniéndola, aunque eso podría deberse a no tener algo consolidado o sano, como me pasó hace unos años, si bien eso quizás no me justifique en ningún ámbito. He preferido decir «lo nuestro no funciona» antes que decir cosas como «dependes demasiado de tus padres a los 30», «estás completamente loca», «me pareces hueca» o «solo soy un juguete para ti» ¿Acaso eso me hace un demonio? A mi también me han dejado o dado largas con excusas que buscaban no hacerme daño. Y prefiero que alguien me recuerde así… que compartir certezas que pueden pasar desapercibidas o bien generar un trauma enorme con «verdades» que pueden dañar mucho a esa persona, como aquella vez que le dije a alguien que no me gustaba su forma de andar… y quería operarse la cadera por ello, sin saber dónde empieza la verdad y dónde la locura. Pero sí, he mentido y me he disculpado por ello, y del mismo modo me han mentido mucho y seguramente que casi siempre ni me habré enterado. Forma parte de la vida… y eso no quiere decir que nadie lo haya merecido ni que haya sido justo, así que me disculpo nuevamente por ello. Lamento todas las mentiras que dije, especialmente aquellas egoístas y no destinadas a evitar un mal mayor o poder ser vendidas como piadosas. Aunque recuerda que cuando señalas a alguien, tres dedos apuntan hacia ti. Y prefiero que alguien (o varias) me odiara por que me quiso sin ser proporcionalmente correspondida, que que un amigo me haya sacado de su vida por tóxico (o muchos) como le sucedía a un conocido mío.

Quizás el más cuerdo, podría ser el primer loco de todos.
Hace poco me reencontraba en el mapa de los sentimientos con una persona especial, de esas que parecen tener barita mágica y que saben jugar con las palabras al nivel de los dioses griegos. Es bonito hablar de personas hogar, de seres de luz y de la verdad en uno mismo, es estupendo mostrar esa cara perfecta al mundo para que una inmensa mayoría de gente se la crea. El faro guía a los barcos a puerto, pero en si mismo es incandescencia, soledad y frío. Y la mejor arma contra los hechiceros de las palabras, entre los cuales he sido incluido más de una vez (con razón), son los hechos. Los que te llaman hogar… y pueden pasar años sin verte o saber de ti, quizás mienten. Los que se declararon amigos para toda la vida, y dejaron de esforzarse por preservar el diálogo… sin duda mentían. No hay fecha más importante que el hoy, ni amistad profunda y honesta que no merezca celebrarse en presente, y aunque con algunos amigos podemos pasar meses o años sin hablar… y seguir igual de conectados cuando nos reencontramos, no los defino como el Norte de mi brújula, y sí como un reencuentro maravilloso a muchos otros niveles, hay afectos que no se olvidan y otros que necesitan ser regados con más frecuencia o se marchitan. Así que no, no me equivoqué al huir de alguna amistad que presumiendo de ser celestial, era tóxica, pues a menudo aquella persona que dice ser vela… solo da luz difusa al mundo, mientras quema a quienes se acercan demasiado.

Así que prefiero ser mentiroso, sabiendo cuando miento, que no saber cuándo miento por no tener inteligencia emocional o claridad para discernirlo, o llevar media vida mintiéndole a mi familia sobre quien soy y cómo me siento.
Prefiero recordar a una ex-pareja con cariño, aunque no tenga trato con ella, que guardarle rencor por cosas que seguramente no fueron como ambos recordamos, no necesito transformar un amor en rencor para sobrevivir a él, aunque entiendo a quien lo necesita pues en alguna etapa lo he vivido en mi piel y yo también lo he necesitado para sobreponerme a un amor no correspondido. Y una vez curado tu corazón, quien te quiso de verdad volverá a tu vida, quien no lo hace es precisamente por eso… porque nunca te quiso y solo te usaba.
«El que esté libre de culpa que tire la primera piedra«, así que intentemos entender por encima de castigar o mirar para otro lado, y sé que soy el primero con una gran carencia de empatía, aunque en mi caso diría que es más bien ceguera, aunque inexcusable por igual.
Qué divertidos y constructivos serían esos diálogos con quienes hemos tenido conflictos, para cerrar etapas y puntos de vista.
En fin, tenía este borrador desde hace tiempo… y dado que el 2020 ha sido un año… raro, mejor sacar la basura para que el año que viene vaya más ligero.

Felices fiestas!
Eso no es mentira…
de verdad y de corazón os las deseo
a todos.

comentarios cerrados
Dic
18
2020

…mi taza

 Escrito a las 12:00     Archivado en: Citas     2 comentarios


 

Cuando me preguntan
si mi taza
está medio-llena
o medio-vacía
mi respuesta es
que estoy agradecido
de tener una taza.
 
Sam Lefkowitz

 

 
 

«When asked
if my cup
is half-full
or half-empty
my only response is
that I am thankful
I have a cup.»

 
 


 

Porque la vida puede ser maravillosa.»
 
Andrés Montes
(1955-2009) ¡No te olvidamos jugón!

 

Dic
11
2020

Pequeñas grandes batallas

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Desde dentro...     6 comentarios


Cuando hago un recorrido por otras vidas, me doy cuenta de lo difícil que es el mundo y sacar adelante esta existencia. No sé si alguien ha tenido una vida fácil, y por mucho que el dinero ayude, no garantiza para nada el no perderse, no engañarse, no tropezarse, no caerse… para levantarse, o no. No, no es nada fácil, aunque haya grandes momentos en los que lo parezca, y fluyamos como agua o viento… en otros nos sentimos lodo o piedra.
Ayer recordaba a una amiga a la que le diagnosticaron hace un par de años una enfermedad degenerativa que la dejará en silla de ruedas en unos años ¿Cómo se puede llevar algo así? Tiene que ser terrible ver crecer a tu hija sabiendo que en unos pocos años… no podrás interactuar con ella del mismo modo, y que te consumirás más rápido de lo justo o esperado.
También tengo una amiga que decidió por fin ser valiente y montar su negocio a principios de año, eligiendo para ello el montar un pequeño local de celebración de eventos, cumpleaños y fiestas infantiles… que creo que ni llegó a inaugurar por la llegada de la gran pandemia. Si ya su vida era difícil y estaba al límite, no imagino lo que debe ser su día a día tras este traspié del destino y escoger el peor momento posible para dar un salto al vacío.

Y esta semana mirábamos cómo ayudar a una chica, y su hija, que por una infección de Covid se han quedado aisladas, sin poder trabajar, y sin recibir comida o alguna bombona de gas que les permita luchar contra el hambre o el frío. Pidieron ayuda a los servicios sociales, y les dieron un litro de leche, qué cruel desvergüenza. Por lo visto, poco después, una familia de amigos les acogió, y la niña se dedicó a hacer trastadas hasta que les echaron ¿Hasta qué punto nuestra suerte es algo que buscamos o que nos encuentra? Cuando ves cómo hace las cosas una persona, a veces te preguntas si puedes ayudarla o por mucho que hagas acabará en el mismo agujero… no es nada sencillo. Cuántas personas hay que no quieren ser ayudadas, o que tienen una oportunidad y la estropean incapaces de adaptarse a una vida más equilibrada y alejada del precipicio. Yo decía con respecto a esta chica «le ayudaremos con una compra grande del Aldi o una bombona o dos, pero ten cuidado… que hay personas que te arrastran con ellas al fondo«. El tiempo dirá si tenía razón o si todo se coloca en su sitio.
Ayer hablaba con mi madre de una amiga cuyo hijo merece ser echado de casa, y ella me decía que una madre no puede hacerle eso a un hijo… y claro ¿Cómo voy a entenderlo? Yo soy capaz de verlo fríamente, pero desde dentro… no es tan fácil de ver, y las relaciones se enfrentan a meses o años de deterioro antes de morir, aunque luego con distancia pensemos «¡Cuánto tiempo perdido!», supongo que no lo fue si nos ayudó a evolucionar, a cambiar, a aprender qué necesitamos y qué no soportamos, a medir límites, a enquistar sentimientos y a tatuar en nuestro recuerdo personas y momentos irrepetibles que nos definen y le dan valor a todo.

Cuando miro atrás sé que he sido injusto con personas con realidades muy complejas, cuyos matices apenas alcanzaba a comprender. En su día, fui muy crítico con las mujeres casadas que buscan fuera un amor de verdad que su pareja les niega, supongo que estaba dolido por haber estado enamorado y haber sido incapaz de encontrar el equilibrio con esa persona, pero la realidad es que es muy difícil, sino imposible, comprender a una persona casada… sin haberlo estado, o comprender a un padre o una madre, sin haberlo sido. En fin, que siento si en su día fui vehemente y estúpido, si algo debe ser perdonado es un corazón loco de amor, que pierde todo Norte y solo puede vivir por una causa, por una persona. Para batallas, aquella que protagonizan corazón y razón, legendarias e indomables, a muerte y a fondo, tan únicas… cómo útiles para recordarnos que seguimos vivos.

Son esas pequeñas grandes batallas las que nos ponen a prueba cada día, las que definen si nos toleramos más o menos al vernos en el espejo, si nos perdonamos por el amor que se nos escapó porque no supimos cuidarlo, ese molesto eco de que de poder hacer algunas cosas otra vez… el final sería muy distinto. Esa lucha, de una madre que no se siente querida, contra un mundo que casi nunca está de su lado y del que sabe tiene que sacar bien parado a su pequeño tesoro, aunque su pareja no esté a la altura de su tacón. El hijo que lucha por sacar a su madre de la ludopatía, el otro que lucha por que su padre abandone la botella. La mujer que le es infiel a su marido para obtener un poco de aire y cariño que le permita seguir adelante sin derrumbarse por completo. El machito que colecciona amantes para reparar su autoestima incapaz de procesar emociones o sentimientos. El hombre que no puede dormir al no saber cómo dar de comer a sus hijos mañana, y otro que ayer estrenó sin valorar demasiado un BMW todoterreno con el último año de ganancias en su empresa de importaciones de China.

Este mundo loco y lleno de contrastes, grandes tormentas… guerras diarias, héroes sin capa, mártires con cruz, no dejemos nunca de caminar y de luchar por esos grandes momentos que le dan sentido a todo, y hacen que este baile, a veces descalzos sobre cristales, merezca la pena. No perdamos la melodía, no olvidemos, perdonemos nuestros errores, luchemos por aquellos que nos quieren al menos un día más… porque mañana saldrá el Sol, y quien sabe qué nos traerá la marea.

Nunca olvidéis, que luchamos y seguimos al frente…
 

Porque la vida puede ser maravillosa.»
 
Andrés Montes
(1955-2009) ¡No te olvidamos jugón!

 

Autor

  Notas y dibujos de...

...un poeta novato en busca de diccionarios donde encontrar letras y colores que dibujen cielos y momentos, amante de la vida y sus Nirvanas, de canciones, gestos, olores... ¡Cómplice de atraco a palabra armada junto a Joaquín! Busco el hueco para deslizar mis dedos húmedos y lascivos por entre las piernas de la vida, mientras avivo mi mirada de Peter Pan, mientras con detergente me esmero en conservar el alma lo más blanca posible.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies