Archivo 25 de noviembre de 2015

Nov
25
2015

Las mujeres y yo (Capítulo 1)

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Mi Camino...     16 comentarios


Desde niño, el mundo de las relaciones casi siempre me ha fascinado. Hasta los 12 años escapaba de las mujeres, de ahí hasta los 16 me daban bastante igual, era más de amigos, bicis, baloncesto y playa, y desde esos 16-17 en adelante, han tenido bastante que ver con mi día a día, afectando a menudo a mi felicidad y forma de ver el mundo.
No me sería fácil recordar todas las chicas que me han encandilado, desde la etapa presexual, cuando un beso parecía un mundo entero, hasta el momento presente. Esta semana se puso en contacto conmigo un profesor del colegio al que fui teniendo 5 años, y a través de su Facebook pude encontrar a “mi primer amor“. Con 5 años, ella era una encantadora rubia de ojos azules de cara traviesa y acento jienense, y seguí queriéndola pese a que una vez me encerró en su casa y no me dejó salir hasta que le diera un beso en los labios. Incluso entonces la vida pretendía enseñarme que pese al machismo de la sociedad, las mujeres gobiernan el mundo. Aquellos 10 minutos fueron de los más largos de mi vida, y al final, accedí a mi ansiada libertad mediante el pago de un tímido ósculo.
Poco tiempo después, de vuelta en Galicia, una morena varonil que jugaba con los chicos al fútbol dadas sus capacidades atléticas me lo hacía pasar igualmente mal, y a mis 8 años, me perseguía en mi habitación demandando unos besos a los que yo no les veía el más mínimo sentido. Quizás ya por aquel entonces conocí por primera vez lo poco interesante que nos resulta “lo fácil”, pues creo recordar que me gustaba la hermana de aquella niña, mucho más comedida, y que no me hacía ni puto caso, mientras la otra intentaba agarrarse a mi cuello cual sanguijuela y de haberlo conseguido tengo la sensación de que no se habría soltado jamás.
Poco después, con 10 años, nos mudamos otra vez y en mi nuevo colegio se demostró una máxima que mantendría toda mi vida, me gustaba más estar con chicas que con chicos. Ellas siempre eran más sensibles y dulces, más humanas, los chicos en cambio, incluso desde niños, son brutos y toscos, y gustan de experimentar con pólvora y realizar campeonatos físicos y virtuales para ver quien la tiene más grande. En aquel colegio, de mi grupo de amigas, destacaba Amaia, una espectacular niña que hacía baile gallego y era un ángel moreno, con la que recuerdo grandes conversaciones y enamorarme por primera vez de ese algo especial que tienen las mujeres.
Poco después volveríamos a mudarnos para volver a la zona en la que viví casi toda mi etapa en Galicia, y allí recuerdo varias chicas majísimas y encantadoras que compartían conmigo aquel enorme colegio, y en especial había una chica muy estudiosa llamada Elga, la única que he conocido con ese nombre. Era rubia y de ojos azules, y poco a poco empezó a empeorar sus notas arrastrada por alguno de sus novietes que eran los clásicos “chicos malos” de clase. Por aquel entonces empecé a darme cuenta que no siempre los buenos tenían recompensa y que los clásicos estúpidos insoportables, normalmente más guapos y propensos a ser atletas, tenían todas las de ganar. Mi tío me dijo una vez, tú no desesperes y ten paciencia, que al final todo llega… y te cansarás de follar, y en parte, tenía razón.
Poco después empezaría el instituto, y me llevaría la gran decepción de ver cómo muchos amigos fumaban, y por aquel entonces para mí era imposible pensar que yo lo haría diez años después. El viaje solo había empezado y aún no sabía lo que era sufrir por amor, pero lo sabría, a fuego. Creo que fue en mi primer año de instituto cuando al ir a una fiesta mi padre me dio mis primeros condones, que acabarían caducando, creo recordar.
Lo dicho… empezaba el instituto, y aún no había tenido ninguna pareja seria, empezaba a despertar mi interés en ellas, y poco a poco, cambiaría mi mundo… pero eso, eso es otra historia.

(Continuaré… si tengo más de 10 comentarios,
o no puedo contenerme jejejeje
)

Shoes
Image from the amazing website Gratisography, thank you Ryan McGuire, by BellsDesign.

Autor

  Libreta de notas de...

...un Ave Fénix reincidente,
Elfo de los bosques gallegos,
un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies