Back from London

Todo lo bueno se acaba, pero hay promesas que una vez cumplidas saben muy muy bien. Hace unos cuantos años, mi hermana llevó a mi madre a París, y por aquel entonces, yo me comprometí a que algún día me tocaría llevarla a Londres, para pasar unos días allí con...