De nuevo en casa…

… el frio sigue empapando mis huesos atrás quedan las olas atlánticas rugiendo y las navideñas calles de Lisboa llenas de luces, los kilómetros de carretera y la crema hidratante, monumentos antes desconocidos, rincones mágicos, instantes para el recuerdo, conversaciones ahogadas, viaje que te dá, que te regala, que te...